Atlético de Madrid. El problema de jugar en “casa”

Simeone y los jugadores de Atlético tratan de olvidar que deben jugar los dos partidos ante el Chelsea fuera de su campo

Los jugadores del Atlético entrenan en el Estadio Nacional de Bucarest, donde juega como local ante el Chelsea
Los jugadores del Atlético entrenan en el Estadio Nacional de Bucarest, donde juega como local ante el ChelseaROBERT GHEMENTEFE

Simeone lleva años quejándose de la reglamentación de la UEFA, que da más valor a los goles marcados fuera de casa incluso en la prórroga de las eliminatorias. «Es una desventaja para el equipo que juega la vuelta en su casa», afirma. Pero ése es el menor de sus problemas antes de enfrentarse al Chelsea en una eliminatoria en la que el Atlético se ve obligado a jugar los dos partidos fuera de su campo.

Las restricciones sanitarias para los viajeros procedentes del Reino Unido hacen que el Atlético se haya desplazado a Bucarest para jugar como local en el Arena Nacional, el mismo en que Simeone ganó su primer título como entrenador rojiblanco, la Liga Europa de 2012 ante el Athletic Club de Bielsa.

«Para el Atlético es una desventaja no jugar en su campo», admite el técnico del Chelsea, Thomas Tuchel. Y no se trata sólo de un problema deportivo, también logístico e incluso sanitario. Los jugadores tiene que presentar una PCR negativa para poder entrar en Rumanía. Nada preocupante, acostumbrados como están a hacerse varias pruebas antes de disputar cada partido de Liga o de Champions.

El principal problema llega en el regreso de Bucarest. Cualquier viajero, para entrar en España, tiene que presentar una PCR negativa aunque se trate de un viaje de trabajo de dos días, como sucede en este caso. Tienen que presentar una prueba negativa hecha 72 horas antes. En caso de dar positivo, tendrían que guardar cuarentena en Rumanía antes de poder regresar.

Pero al Atlético sólo le preocupa el aspecto deportivo. «No hay que gastar tiempo ni energías en cosas en las que no tenemos influencia. Lo que es importante es salir al campo e intentar resolver el partido de la mejor manera posible», dice Stefan Savic sobre la obligación de jugar los dos partidos fuera de su estadio. «Stefan lo explicó muy bien, tenemos que ocuparnos del partido y no desgastarnos en cosas que no podemos resolver. Sinceramente, lo que siento es que en este mundo que nos toca vivir hoy donde las dificultades son muchísimas para los trabajadores de todos los sectores, nosotros tenemos la oportunidad de hacerlo donde sea, como sea y cuando sea. Nos encanta jugar al fútbol y nos toca jugar acá y vamos a jugar con la cabeza puesta en lo que tenemos que hacer nosotros, que es lo más importante», insiste Simeone.

Simeone estuvo pendiente de las negociaciones para el cambio de sede. «El club manejó las posibilidades de los lugares donde se podía jugar. Estábamos en contacto con ellos para saber dónde se podía jugar, nos comentaron la posibilidad de venir acá y aquí estamos», dice. Pero no le afecta demasiado. «Cambia para nosotros que tuvimos que desplazarnos cuatro horas, para el Chelsea que en vez de desplazarse dos horas y media tiene seis horas de vuelo para jugar aquí. Más allá del lugar estamos jugando el partido que será en nuestra casa», añade.

Simeone trata de que el Atlético se sienta como en casa. Sobre todo en la cabeza de los futbolistas. Y especialmente en la de Luis Suárez, que lleva más de cinco años sin marcar fuera de casa en la Liga de Campeones. «Dejemos la pregunta para cuando nos toque jugar en Londres. Vamos a jugar en casa y esperemos que Luis pueda marcar», dijo el Cholo cuando le recordaron el dato.