Fútbol

“No sé si soy el mejor del mundo”. Courtois detiene al Liverpool

Hizo paradas decisivas en el comienzo de cada parte para que el Real Madrid alcanzara las semifinales

Courtois fue decisivo para el Real Madrid
Courtois fue decisivo para el Real MadridPeter PowellEFE

El partido comenzó con una parada de Courtois y la escena se repitió en el inicio de la segunda mitad. Dos disparos del Liverpool y dos respuestas del portero belga para tranquilizar al Real Madrid. Al principio fue Salah, más tarde Firmino. Y siempre aparecía el número «1».

Le tocaba resistir al Madrid en Anfield y Courtois se está acostumbrando a ser el muro contra el que se estrellan todos los rivales. Frenó los ímpetus del Liverpool en el comienzo de cada tiempo, eso que los clásicos consideran tan importante. El primer tiro, la primera falta, las cosas que ayudan a demostrar quién manda en el partido. Pero a los «reds» les faltaba el gol. Siempre había una mano o un pie del portero madridista para despejar a la vez la pelota y los miedos.

El temor era grande. Muchas bajas, una defensa nueva y el Liverpool, con ganas de demostrar que sigue siendo uno de los mejores de Europa. Pero Courtois volaba para despejar el disparo de Milner en la primera mitad y otra vez su equipo recuperaba el pulso.

“En la primera parte hago dos buenas paradas. En la segunda al empezar tuve que hacer otra parada. Hemos defendido bien, Militao ha hecho dos buenos blocajes y muy contento con el partido”, asumía él con tranquilidad.

La tranquilidad que otros días da a su equipo ver a Benzema o a Modric con la pelota en los pies esta vez la ofrecía el guardameta. Una inercia que nació hace tiempo. Da igual que el Madrid domine y le lleguen poco o que tenga que despejar continuamente los balones de su área. Siempre responde. Sólo estuvo tímido en una salida por arriba, un balón colgado a la cabeza de Mané que debía haber dominado por altura y por mando. La pelota fue a ningún sitio y tampoco le hubiera servido de nada al Liverpool porque su delantero estaba en fuera de juego.

No fue uno de los días de más trabajo para el belga, a pesar de la insistencia del Liverpool, que nunca dejó de buscar el área del equipo madridista. Pero siempre estuvo pendiente y acertado. Cuando Valverde perdía la espalda al comienzo del partido por la falta de costumbre de jugar en el lateral derecho o cuando Nacho y Militao le protegían como si hubieran sido los centrales titulares de toda la vida.

Le dispararon cinco veces y las cinco veces respondió con acierto. Sólo fueron esos los disparos del Liverpool entre los tres palos, aunque diera la impresión de estar siempre mucho más cerca del gol que el Real Madrid. Y en las cinco ocasiones las detuvo Courtois.

«Es nuestro portero y lo que está haciendo es fenomenal. Me alegro por él porque al final es muy importante. Está haciendo un gran trabajo», reconocía Zidane después del partido. Agradecido a la labor de salvavidas de su portero una vez más.

A punto de cumplir los 29 años. el portero del Real Madrid está en su mejor momento. Hace ya siete años que jugó su primera semifinal de la Champions con el Atlético de Madrid. Fue contra el Chelsea, el equipo que hizo de puente en su carrera entre los dos equipos madrileños y con el que vuelve a encontrarse en busca de la final de Estambul.

“Me siento muy bien, trabajamos muy duro, quiero ganar muchos títulos con el Real Madrid. Yo doy todo para eso. No sabría decir si soy el mejor o no, hay grandes porteros, pero estamos todos a gran nivel. Irnos de aquí con la portería a cero me hace estar muy feliz”, explicaba tras el partido.