Poli Díaz, detenido por la Policía

A sus 51 años estaba en Las Palmas preparándose para volver a combatir

El exboxeador Poli Díaz
El exboxeador Poli Díaz

Poli Díaz dormirá esta noche en el Centro Penitenciario de Las Palmas tras ser detenido por la Policía en las islas. El mítico ex boxeador, que estaba intentando rehacer, una vez más, su vida, estaba siendo buscando por evasión de la justicia y había varias causas abiertas contra él. De ahí su detención.

Poli, de 51 años, aseguró que se fue a Las Palmas para preparar su esperado regreso al boxeo, tras años retirado y de una vida azarosa. Ha sido más protagonista por los sucesos que por los éxitos. Ahora Poli decía que estaba bien y poniéndose en forma para en noviembre dar un pellizco a la nostalgia y volver al cuadrilátero donde hace tanto años labró su fama.

En una entrevista en La Razón aseguraba a finales del año pasado, que ya había dejado los malos hábitos: “Hace años que abandoné los malos hábitos y, por supuesto, me arrepiento muchísimo de los excesos que cometí en el pasado. Pero sinceramente creo que rectificar es de sabios”, decía. No quería mirar atrás: “Nunca he sido un mal tipo. Me malearon mis adicciones. Eso forma parte de un pasado lejano ya olvidado. Y si lo recuerdo, es por las preguntas que me hacen los periodistas. Prefiero no hablar más de drogas y mala vida”.

Reconocía que ganó mucho y perdió mucho dinero: “Con 22 años ya había ganado mil millones de las antiguas pesetas, es como si hoy le dan a un chaval veinte millones de euros y le dicen: «Haz con ellos lo que quieras». Y me los pulí”