Fútbol

Lo que le hace falta a Hazard para volver a brillar, según Zidane

El belga no pudo ser decisivo en Stamford Bridge y su técnico cree que la forma de recuperarlo es dándole minutos

Eden Hazard, durante el partido entre el Chelsea y el Real Madrid
Eden Hazard, durante el partido entre el Chelsea y el Real MadridNeil HallEFE

En el último cuarto de hora Hazard intentó buscar ese último aire que encuentra el escalador en las rampas finales del puerto. Pero ni así pudo hacerse visible en un estadio que fue su casa y donde se ganó el fichaje por el Real Madrid. Era un buen día para que el belga empezase a devolver lo que se pagó por él y eso mismo pensaba Zidane, que lo metió de titular lo más cerca posible de Benzema. Una pareja perfecta si no fuese porque mientras uno se encuentra en un momento de plenitud, otro hace mucho tiempo que no sale de una lesión cuando se encuentra con otra.

Si a veces la visión de una escena de tu pasado puede sacarte de repente de la amnesia, no fue esto lo que le sucedió a Eden en Stamford Bridge. Nunca pudo estar cómodo en la telaraña desplegada por Tuchel y las pocas veces que recibió el balón lo hizo de espaldas y rodeado de rivales. No hubo rastro de la chispa, el desequilibrio y la precisión de otros tiempos. Zidane quiso probar si la chispa podía surgir, ahora que al menos no tiene molestias físicas, pero no era su momento todavía, y se le vio tan fundido como el resto de sus compañeros, a los que pareció que la energía del Chelsea les echó de golpe encima toda la carga de minutos del curso. Y sí que pareció al límite el Real Madrid en la segunda parte. Hazard llegaba más fresco en cuanto a minutos, pero a cambio lo hacía fuera de ritmo y sin el toque de balón que dan los partidos y la continuidad.

«La forma de recuperarlo y que gane confianza es jugando», confesaba Zidane de su estrella. Se reencontró el belga con sus ex compañeros, a los que saludó sonriente tras la derrota, un gesto de esos que no gustan a los aficionados en esos momentos. No pudo hacer daño al que fue su equipo, que se convirtió en el primero en ganar al Real Madrid desde el 30 de enero. Han sido 19 partidos sin perder desde aquella rueda de prensa en la que Zidane se enfadó. Desde aquella arenga el Madrid pareció hacer posible lo imposible y se ha quedado a un sólo paso de una nueva final de Champions. «Esto demuestra que lo que hicimos ganando tres seguidas es histórico», reconocía Casemiro.