Cristina Lazarraga: ahora las motos de agua, después el Dakar

La piloto participa en el Campeonato de España que se disputa este sábado 8 de mayo en Benalmádena

Cristina Lazarraga participa en el campeonato de España de motos de agua
Cristina Lazarraga participa en el campeonato de España de motos de aguaCristina Lazarraga

Para Cristina Lazarraga el Dakar es un sueño no demasiado lejano. “Siempre lo he tenido ahí y sé que en algún momento de mi vida lo voy a hacer, probablemente en boogie con mi padre. Pero es algo para hacerlo una vez en mi vida”, dice Cristina Lazarraga. Pero ahora su pelea es otra.

Lazarraga es la mejor española en carreras de motos de agua, una afición que heredó de su padre y este fin de semana compite en el Campeonato de España que se celebra en Benalmádena. Una prueba muy comprimida en el tiempo, que dejó para el viernes las inscripciones y para el sábado toda la competición.

“Pasa todo el sábado. Es bastante matada porque en Europeo y Mundial suele ser una manga al día. Aquí es todo el mismo día, crono, mangas y entrega de premios”, explica Cristina. Aunque algunos pilotos como ella tienen dedicación casi profesional, aunque vivan de otro trabajo, la mayoría no se lo puede permitir. “El Campeonato de España hay mucha gente que lo hace como un hobby porque trabaja y si se hiciera en cuatro días no podría hacerlo. Por eso se comprime todo en el fin de semana que se supone que es cuando la gente no trabaja”, afirma.

El dinero es escaso en este deporte, como la presencia femenina. Cristina Lazarraga es una de las dos mujeres que compiten en el campeonato de España. “La Federación ha abierto la inscripción categoría femenina, pero no somos suficientes, somos dos”, explica. Así que tienen que competir en una categoría única junto a los hombres.

Ésa es una de las luchas de Lazarraga, que lleva tiempo persiguiendo que la Federación internacional reconozca la categoría femenina. Una decisión que puede animar a más mujeres a competir. Un objetivo en el que recibe la colaboración de la Federación Española. “Estamos trabajando muy de la mano para que la Federación mundial abra la categoría de mujeres, que parece que sí, pero todavía no me lo han llegado a confirmar. Yo estoy gestionando todo con la Federación mundial, pero he conseguido que la Federación española me haga una carta de apoyo a todo eso que estoy intentando llevar para adelante”, explica.

En Europa somos casi cuarenta, no hay problema. Al Mundial, al ser en Cerdeña y ser un poco complicado ir no se desplazarán tantas, pero aun así si se abre la categoría la gente se lo piensa más”, asegura. Ella se ha convertido en la portavoz de todas ellas. “Yo he ido ya dos años y me daba igual que no hubiera y voy a seguir yendo. Pero todas me preguntan a mí, muchas me dicen “¿va a haber categoría de chicas? No, pues no voy”. Hasta que haya categoría femenina no vamos a empezar a ver más chicas en carreras”, argumenta.

La ausencia de categoría femenina es una dificultad añadida en un deporte caro y con escasas recompensas económicas. “Los premios no compensan el esfuerzo económico. En el Mundial me parece que son 1.000 euros al primero, porque el tercero recibe 300 euros. Y este año, que es en Cerdeña, el Mundial nos cuesta unos 3.500 euros. Que es relativamente barato pero el día que lo cambien no sé yo. Lo caro es el Europeo, que son tres carreras y nos sale a unos 12.000″, cuenta Cristina.

Ella tiene la suerte contar con algunos patrocinadores. “Tengo un perfil en Instagram y si a través de eso puedo llegar a una audiencia y conseguir esponsors, poco a poco estoy en ello. Y este año tengo un par de marcas que me están pagando, que me están patrocinando”, dice Cris. Además cuenta cuenta con el apoyo institucional al deporte femenino. Participar en el campeonato de España puede ser la vía para conseguir alguna ayuda económica para su participación en el Mundial que se celebra en junio.

Cristina Lazarraga
Cristina LazarragaCristina Lazarraga

Cristina Lazarraga cuida todos los detalles de su preparación. También la mente. “Tengo un psicólogo deportivo que me ayuda muchísimo, se llama Fer y es del centro Mindset. Me apoya muchísimo, hacemos muchas rutinas de preparación y para mí es un entrenamiento más. En el deporte no se habla mucho de preparación mental pero se debería hablar muchísimo más porque es superimportante. Hay muchos deportistas que son muy cualificados para el deporte que hacen, pero la cabeza es muy importante, Nadal es uno de los grandes ejemplos de lo importante que es la concentración”, afirma.

Ella se encuentra en un buen momento. “Ahora mismo me encuentro muy bien porque tengo muchas ganas y no tengo ninguna presión y lo he estado preparando con Fer y estoy tranquila. Con ganas y tranquila”, recalca.

Las ganas no le faltan y, aunque ha podido prepararse por su condición de deportista de élite a pesar de los confinamientos perimetrales, echa de menos la competición. El año pasado sólo pudo disputar dos carreras. “Voy sin ninguna expectativa. Otros años para mí era muy importante el campeonato de España y este año voy con intención de pasármelo bien, de entrenar. De hecho tengo dos motos, no hay una buena ni una mala, pero hay una a la que tengo más aprecio que a la otra. Y me llevo la de entrenos. Voy con intención de entrenar, de pasármelo bien, de activarme y de que pase lo que tenga que pasar”, relata.

Cristina quiere hacer algo grande en este deporte. Después le llama el motor. El Dakar es un paso, pero no el objetivo. “Probablemente corra alguna competición como la copa Saxo o algo así. Con algo así empezaré. Los coches serán lo próximo”, dice. Cuando cumplan sus objetivos con las motos de agua.

Pero antes de todo eso tiene otra ilusión. Ser entrevistada en el programa “La Resistencia” que presenta David Broncano. Broncano, de verdad, no cuesta nada.