Fútbol

El gol que marcó Simeone

El entrenador del Atlético mantuvo a Suárez en el campo porque estaba convencido de que llegaría su momento. Y llegó

Diego Simeone
Diego SimeoneJUAN MEDINAREUTERS

Luis Suárez se marchó del campo en el tiempo de prolongación, cuando el Atlético ya había dado la vuelta al partido y a la Liga. Simeone no quiso perder prescindir del uruguayo a pesar de que llevaba siete partidos sin marcar y de que su partido era cualquier cosa menos acertado en el remate.

Simeone hizo cambios para la remontada, pero Suárez no se movió. «Sabía que era un momento en que no le tocaba salir, con tanto juego cercano a la portería de ellos, con Dembélé y él, con Joao y con Carrasco por un lado y por otro podría aparecer una para él», explicaba Simeone después del partido. «Y apareció un buen centro atrás y una buena definición», añadía.

Han sido varias las ocasiones en que el Cholo ha cambiado al uruguayo porque consideraba que ya había agotado sus oportunidades de gol. Pero estaba convencido de que ante Osasuna llegaría ese gol que le hizo liberar toda la tensión acumulada durante noventa minutos de sufrimiento.

Pero Simeone no se queja. «Es nuestra vida. Elegimos esta profesión intentando hacer lo mejor que podemos para llegar a estos momentos. Le toca ganar a uno y a otros les toca perder y lo hacemos con toda la pasión con toda la ilusión, con toda la predisposición. No lo entiendo de otra manera que no sea no aflojar», explicaba cuando le preguntaban si disfruta de estos momentos de tensión.

Cuando peor lo tenía el Atlético apareció el entrenador para airear los pulmones del equipo y la cabeza de sus jugadores. Los cambios funcionaron y acabaron resultando decisivos, aunque fue el gol de Osasuna el que actuó como principal motivador.

«Cuando apareció el gol de ellos, el equipo tuvo una reacción. Los cambios nos dieron frescura, la entrada de Lodi, de Joao [Félix], de Herrera, de Dembélé y, para terminar, Kondogbia nos terminaron de cerrar el partido. En el momento en que atacábamos con menos precisión tuvimos más contundencia», reconocía Simeone. Aunque fue en esos momentos cuando aparecieron los pases más precisos, el de Joao Félix a Lodi en el primero y el de Carrasco, por medio de toda la defensa, para Suárez en el segundo.

Pero no sólo influyeron los cambios. También las recomendaciones de Simeone para mantener la calma. «Cuando paramos en el descanso para tomar agua les dije ’'lo que tenemos que hacer es empatar, porque el empate nos va a llevar a ganar el partido’'. Por suerte apareció en seguida el gol», decía Simeone después del partido. «Un golazo de Lodi con un gran pase de Joao y el gol de Suárez de goleador de área, de jugador importante», reflexionaba.

Pero nada le dejó tan satisfecho como la reacción global. «Me quedo con el equipo, la palabra equipo, que pudo demostrar todo lo que venimos haciendo esta temporada». Todo lo que Simeone espera que haga al Atlético campeón la próxima semana en Valladolid. Sería la segunda de Simeone, que todavía no quiere pensar en eso. Partido a partido hasta el final, pero el próximo decide el título.