España acoge este fin de semana la segunda temporada del circuito de vela SailGP

Es la primera vez que el puerto andaluz de Cádiz acoge un evento de estas características

La Temporada 2 de SailGP desembarca en España
La Temporada 2 de SailGP desembarca en España FOTO: Ricardo Pinto for SailGP Ricardo Pinto for SailGP

La muy esperada segunda temporada de SailGP, el campeonato mundial que ha redefinido la navegación a vela, comenzó en Bermudas el 24 de abril. Rolex, cuya orgullosa asociación con la náutica se inició hace más de 60 años, ha colaborado con la serie deportiva desde su temporada inaugural en 2019.

SailGP une el talento atlético de máximo nivel y la más avanzada tecnología de navegación. Ocho equipos en representación de Australia, Dinamarca, España, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Japón y Nueva Zelanda se enfrentan en ocho pruebas celebradas en otros tantos países a lo largo de 11 meses. Desde el inicio de la temporada en Bermudas, el campeonato ha visitado reconocidos escenarios de navegación en Italia (junio), Reino Unido (julio), Dinamarca (agosto) y Francia (septiembre). La segunda temporada del circuito se completará con sendas pruebas en España (9 y 10 de octubre) y Australia (17 y 18 de diciembre), antes de la gran final que se disputará en San Francisco (Estados Unidos) los días 26 y 27 de marzo de 2022.

Entre los aspirantes a la corona se encuentra el equipo británico, liderado por el Testimonial Rolex y cuatro veces Rolex World Sailor of the Year (regatista mundial del año) sir Ben Ainslie. «El mundo de la vela pedía a gritos la creación de un concepto así», explica. «SailGP es un hito importante en la evolución de la vela, pero también representa la continuidad. La combinación de tecnología punta y habilidad deportiva está logrando ampliar el atractivo de la vela».

Gran Premio de España

El Gran Premio de España supondrá un nuevo reto para los equipos, ya que es la primera vez que el puerto andaluz de Cádiz acoge un evento de estas características. Las tripulaciones tendrán que acostumbrarse a las condiciones de navegación de la bahía gaditana. Las regatas se celebrarán frente al emblemático casco antiguo de Cádiz, por lo que la ciudad ejercerá de espectacular escenario de fondo para la acción en el agua. El Gran Premio de España también forma parte del calendario de actos conmemorativos de la primera circunnavegación del mundo, una expedición que partió de Andalucía en 1519 y regresó a Sanlúcar de Barrameda, al norte de Cádiz, en 1522.

El evento coincidirá con la celebración del Día de la Hispanidad, el 12 de octubre, lo que garantiza un fin de semana lleno de celebraciones. Cada evento de SailGP consta de una serie de intensas regatas de flota que determinarán la alineación para un match race final en el que el ganador se lo lleva todo. Los catamaranes F50 con los que se disputa el campeonato son espectaculares embarcaciones de 15 metros de eslora (49,2 pies) y 2.400 kg de peso que incorporan los últimos avances en tecnología naval. Al ser una clase de desarrollo de diseño único, todos los barcos son idénticos, pero están sometidos a mejoras continuas y simultáneas. Su última generación ha demostrado capacidad para alcanzar velocidades superiores a los 50 nudos (casi 100 km/h) gracias a la combinación de sus velas mayores rígidas (wingsails) y al sistema de hidroalas (foils) que eleva los cascos fuera del agua para reducir la resistencia.

En esta segunda temporada, los F50 incorporan una versión modular de sus wingsails, una revolucionaria innovación que permite adaptar mejor el tamaño de la vela a las condiciones, lo que amplía el rango de intensidades de viento en las que se pueden celebrar las regatas. Para sacar el máximo partido a estas sofisticadas embarcaciones se requiere una tripulación de atletas de gran talento, expertos tanto en la navegación como en el control de complejas piezas mecánicas.

Los equipos están formados por un timonel, un controlador de vuelo, un trimmer de ala (gestiona la posición de la mayor) y dos grinders (generan la energía necesaria a bordo). Como los barcos van tan rápido, la comunicación debe ser intuitiva, los reflejos y la memoria muscular estar perfectamente afinados, y la confianza entre los compañeros de equipo, absoluta. Los recorridos son cortos, lo que somete a las tripulaciones a una gran presión. Los datos en tiempo real extraídos de cerca de 1.200 sensores distribuidos por los barcos y los tripulantes, junto con las cámaras y los micrófonos de a bordo, ayudan a la constante evolución de los equipos, así como a optimizar las tácticas y técnicas necesarias para alcanzar el máximo rendimiento. A lo largo de la temporada, los equipos acumulan puntos en una clasificación que definirá la identidad de los dos que disputarán la dramática regata final en la que se decidirá el campeón absoluto del campeonato. Ganar la general es un logro excepcional, una recompensa para el equipo más aventajado frente a sus formidables rivales.

El defensor del título es el equipo australiano capitaneado por el Rolex World Sailor of the Year 2010 y campeón olímpico Tom Slingsby. En opinión de sir Ben Ainslie: «Como regatista, quieres competir contra los mejores, y SailGP te da esa oportunidad. Los equipos están formados por auténticos referentes de la vela: olímpicos como Tom y Nathan Outteridge, ganadores de la Copa América como Peter Burling, Blair Tuke y James Spithill. Compitiendo en barcos iguales, las regatas se resuelven en base a la habilidad y al rendimiento humano. No podría ser mejor». Además de contar con impresionantes credenciales en innovación y exigencia atlética, SailGP se compromete a garantizar el futuro de este deporte mediante la transmisión del conocimiento. Su programa Inspire crea vías para que los jóvenes talentos alcancen su potencial, ofreciendo oportunidades que cambian la vida de aspirantes a regatistas con independencia de su origen. «Inspirar y educar a la próxima generación, y tener un impacto positivo en la comunidad de la vela en general, es una de las señas de identidad del campeonato y su gran legado», explica sir Ben Ainslie. Pese a haber completado una única temporada, SailGP ya ha demostrado constituir una evolución importante en el deporte. Impulsar la innovación, fomentar los logros humanos y mantenerse fiel a la herencia une a Rolex y a todos los deportes que apoya. A través de esta relación con SailGP, la larga asociación de la marca suiza con la vela se ha reforzado todavía más.