España choca contra Noruega y tendrá que esperar para luchar por las medallas

Los noruegos se distanciaron pronto en el marcador y acabaron imponiéndose por cinco goles (22-27). Con una victoria ante Polonia el martes los Hispanos se meterían en semifinales

Los noruegos celebran su victoria con los españoles cabizbajos
Los noruegos celebran su victoria con los españoles cabizbajos FOTO: MARTIN DIVISEK EFE

Noruega rompió la marca de la selección española, que sumaba ya 17 partidos consecutivos sin derrota en los campeonatos de Europa y había completado hasta ahora un torneo impoluto. La derrota por cinco goles (22-27) lleva a España a jugarse la lucha por las medallas contra Polonia, aunque sigue dependiendo de sí misma y una victoria la mete en las semifinales.

España comenzó esperanzada gracias a la muñeca de Aleix Gómez. El habilidoso extremo marcó los dos primeros tantos del partido, uno de ellos en su especialidad, el lanzamiento desde los siete metros. Pero ahí se frenó, la selección que dirige Jordi Ribera comenzó a atascarse en el ataque y le costaba contener a los noruegos en defensa. Los noruegos tomaron pronto una ventaja de cuatro goles que España ya no supo reducir hasta el final.

Le costaba encontrar los lanzamientos y en el comienzo del partido parecía que sólo Aleix Gómez era capaz de anotar. Marcó los cuatro primeros goles de España sin que recibiera la esperada ayuda en ataque de los lanzamientos de Agustín Casado o de Chema Márquez. Hasta que Maqueda tomó el relevo de Aleix y los «Hispanos» encontraron un brazo en el que apoyarse. Pero Noruega seguía golpeando con los lanzamientos de Gullerud y de Sagosen y las penetraciones de Barthold desde el extremo, que fue elegido el mejor jugador del partido.

España llegó al descanso con tres goles de desventaja gracias al trabajo en defensa de Aleix. muy atento en los robos, lo que le permitió montar un contraataque que terminó rematando Sánchez- Migallón.

La esperanza creció en la segunda mitad, cuando Agustín Casado puso el marcador en 19-20 para los noruegos. España estaba a sólo un gol de la remontada, pero entonces llegó el hundimiento. Diez minutos sin anotar estuvieron los españoles. Noruega recuperó la renta de cuatro goles (20-24) , que acabó creciendo hasta el 22-27 final en el marcador.