La polemica en el ajedrez continúa: dimite el jefe de Magnus Carlsen por tramposo

El presidente de la Federación Noruega ha abandonado el cargo al confesar que recibió ayuda exterior en tres partidas

Magnus Carlsen, en una partida reciente
Magnus Carlsen, en una partida reciente FOTO: JUSTIN LANE EFE

Los escándalos en el mundo del ajedrez no cesan. El presidente de la Federación Noruega de Ajedrez, Joachim Birger Nilsen, ha anunciado su dimisión después de admitir que hizo trampas en un torneo reciente. Nilsen, de 29 años, apenas llevaba unos meses como principal responsable del ajedrez nórdico. Accedió a la presidencia en el pasado verano y ha confesado en la televisión pública del país (NRK) que recibió ayuda exterior en tres partidas correspondientes a un torneo de la Pro Chess League en la temporada 2016/17. Nilsen habría recibido algún tipo de ayuda externa de otra persona que se encontraba oculta en la sala en la que se estaban disputando las partidas.

“No era legal, y eso lo tengo bastante claro. El hecho de que haya sido hace muchos años no tiene nada que ver. No debería haber hecho esto en absoluto”, admitió Nilsen en su particular confesión en la NRK. La revelación provocó que en apenas unas horas la Federación Noruega de Ajedrez emitiera un comunicado en el que condenaba los hechos y elogiaba la honestidad de Nilsen, que miembro de la directiva del club “Offerspill”. El citado club tiene como miembro más ilustre al campeón del mundo Magnus Carlsen.

“Hemos recibido la decisión de Joachim Nilsen de dejar su puesto como presidente. La comprendemos y apreciamos que asuma la responsabilidad por sus actos, eligiendo lo mejor para la familia del ajedrez”, se asegura desde la Federación noruega.

El escándalo de Nilsen llega días después de que el planeta del ajedrez se vea salpicado por la polémica desatada por las acusaciones de Carlsen después de perder en septiembre una partida presencial ante el norteamericano Hans Niemann en la Sinquefield Cup de San Luis. La derrota y las sombras que rodean al estadounidense provocaron la retirada de Carlsen del citado torneo después de tres rondas. La polémica no se quedó ahí. Días después y tras sólo dos movimientos también abandonó la partida ante el mismo rival en el torneo Julius Baer.

Niemann, de 19 años, confesó, después del primer incidente, que había hecho trampas en partidas “on line” cuando tenía 12 y 16 años, pero negó que las haya hecho jamás sobre el tablero presencial. La plataforma chess.com, la más seguida en ajedrez a nivel mundial por Internet, reveló recientemente que Niemann hizo “probablemente trampas” más de cien veces e incluso en fechas más próximas de lo que había confesado el estadounidense.