79-67. España, misión cumplida

Alcanza invicta la segunda fase de clasificación para el Mundial 2019 al derrotar a Montenegro. En los siguientes partidos pueden ser convocados jugadores NBA y de Euroliga

Quino Colom jugó un partido muy completo: 11 puntos, 9 asistencias y 5 rebotes
Quino Colom jugó un partido muy completo: 11 puntos, 9 asistencias y 5 rebotes

Alcanza invicta la segunda fase de clasificación para el Mundial 2019 al derrotar a Montenegro. En los siguientes partidos pueden ser convocados jugadores NBA y de Euroliga.

Lo que era poco menos que un ataque de pánico allá por el mes de noviembre del año pasado se ha convertido en una trayectoria inmaculada. La otra España, la Selección sin los NBA y sin los jugadores de la Euroliga, ha jugado cuatro partidos de clasificación para el Mundial de China 2019 y los ha ganado todos. El último, con autoridad, ante Montenegro. Esta España invicta ya mira la segunda fase. Allí esperarán tres equipos del Grupo B –ver clasificación–, se arrastran los resultados de esta fase y los tres primeros lograrán el pasaporte mundialista. El trayecto de la España que ha parido Sergio Scariolo está siendo intachable. Por compromiso, por actitud y por la asimilación de roles en un tiempo récord. Colom y Vázquez son los comandantes y el resto del grupo cumple con su trabajo con un empeño encomiable. Así ha bastado para tumbar en dos ocasiones a Montenegro, derrotar con brillantez a Eslovenia en el mejor partido y resolver la visita a Bielorrusia en el día más flojo.

Después de la relajación mostrada en algunos minutos en Minsk y el toque de atención del seleccionador, España salió a morder ante Montenegro. Con el equipo centrado, la Selección dispone de un quinteto titular capaz de hacer mucho daño y ante rivales como los balcánicos dominar con autoridad. Hay una buena dirección, tiro, defensa, intimidación... sólo cuando la Selección se lo tomó con un poco más de calma y comenzaron las rotaciones, Montenegro estuvo en la pelea. Fue más «culpa» de España y de que los tirones hasta el tercer cuarto no fueron realmente consistentes. Cuando Quino Colom se apropió del partido, España se sintió muy cómoda. El base provoca que Vázquez se mueva por encima del aro como le gusta y es capaz de encontrar a los tiradores. La Selección cerró la noche con un notable 12/25 en triples y la sensación del trabajo bien hecho.

Ahora restan dos jornadas más para cerrar la primera ventana. Para esos dos partidos ya podrán ser convocados los NBA y los jugadores de la Euroliga, pero todo apunta a que el seleccionador seguirá apostando por un bloque que ha respondido mejor de lo que todo el mundo, incluida la propia Federación, pensaba. La otra España ha cumplido con creces.