Aleix Heredia: «Es un deporte que busca al atleta más completo»

«Me van los retos», dice este barcelonés que practica pentatlón y además estudia Medicina

«Me van los retos», dice este barcelonés que practica pentatlón y además estudia Medicina

Pronto descubrió que el ambiente del fútbol no era para él. «El último año jugué en el Español y en varios partidos los aficionados (padres y familiares) del equipo contrario se pusieron agresivos con nuestro entrenador e incluso insultaron a algún compañero y tiraron objetos al campo», cuenta Aleix Heredia. En ese momento tenía 10 años y entendió que no quería vivir rodeado de eso, de ahí que se iniciara en un deporte extraño en España llamado pentatlón moderno. En él se combinan varias pruebas y, según los datos del Consejo Superior de Deportes, es el que tiene menos licencias en nuestro país. «Deberíamos buscar un formato de competición más atractivo y que los medios le dieran bombo; entonces, aumentarían las licencias porque es un deporte extraordinario», piensa Heredia. En su colegio siempre ganaba el cross y como había un club de pentatlón, allí se apuntó Aleix en busca, podría decirse, de la perfección. «Es un deporte creado por y para los Juegos. Buscar al atleta físico y técnico más completo era el objetivo», opina este barcelonés de 24 años. «Tiene un componente físico fuerte con la natación y la carrera, pero el plus son las pruebas técnicas: esgrima, tiro e hípica, muy complicadas de dominar bien. Cada día hay un ganador distinto porque influyen muchos factores. Son muchos elementos que controlar, un reto enorme, y a mí me van los retos», describe Aleix, que enfoca su vida a través de esos retos, ya sea una competición, una lesión o un examen de cirugía. De esas tres cosas sabe mucho: el examen, porque estudia medicina junto con su preparación: «A veces me faltan horas al día y duermo menos de lo que debería», admite. La competición, porque estuvo hasta el último momento peleando por llegar a los Juegos de Río. Y las lesiones, porque las ha sufrido: «Estuve lesionado de las lumbares todo el periodo de copas del mundo, y en el Mundial me hice una rotura de fibras en el basto interno. No ha sido mi año», desvela quien tiene como lema que «tienes que confiar en ti aunque nadie lo haga». «Y si fracasas, levántate y vuelve a intentarlo», continúa.

Preparar tantas pruebas es complicado. «Llegamos a hacer hasta cinco sesiones de entrenamiento al día porque hay que ser completo en todas. La clave del éxito es tener alguna muy buena que te propulse en la clasificación y tener las otras sin muchos fallos», analiza Aleix. En su caso, la esgrima es su favorita y la natación, la que más le cuesta mejorar. «Digamos que no soy muy pez», reconoce. Aroa Freije y Marta García son las otras dos becadas de Podium en pentatlón. «Es una de esas iniciativas imprescindibles para poder llegar a la excelencia, sin las que el camino sería imposible», asegura Aleix.