Deportes

Así hizo Diego Costa un “Valderrama” a Michel (del Valladolid)

La imagen de Míchel con Valderrama en un saque de esquina en el Bernabéu forma parte de la memoria del fútbol español. Diego Costa hizo algo parecido con el Míchel del Valladolid y una botella de agua. Fue lo más destacado del delantero del Atlético en ese partido, negado frente a la portería rival. Ninguna temporada de las que ha iniciado el Atlético con su actual entrenador en el banquillo ha contado con menos tantos, aunque las dos precedentes estuvieron cerca (14 cada una), y quedan muy lejanos inicios goleadores como el del curso 2013-14, cuando los rojiblancos anotaron 26 goles en sus primeros diez partidos.

Publicidad

En el inicio de aquella temporada, la del campeonato de Liga y la final europea de Lisboa, Diego Costa marcó 10 goles en esa primera decena de encuentros (dos al Sevilla, al Osasuna y al Celta; uno al Rayo, Almería, Valladolid y Real Madrid), Raúl García aportó tres y David Villa otros dos.

Nada que ver con la situación actual del delantero de Lagarto (Brasil), que en esta campaña solo ha visto puerta en partido oficial contra el Mallorca, además de las dos asistencias que ha dado, una ante el Eibar y la otra frente al Lokomotiv de Moscú. Poco bagaje en ocho partidos de los primeros diez del curso, ya que se perdió los dos primeros, uno por sanción y el otro por lesión.

“Le falta continuidad de cara al gol, pero creo que está en un momento en el que está bien, haciendo un esfuerzo continuo para mejorarse. Le falta continuidad y no ceder al desafío que tiene por delante de revertir números que no son normales en su carrera”, admitió sobre su pupilo Simeone, antes de jugar en Valladolid. Luego en el campo no hace goles, pero se divierte