MENÚ
miércoles 18 julio 2018
15:09
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Asoma Coutinho, se espera a Dembélé

El brasileño va tomando protagonismo. El joven francés sigue con el difícil proceso de adaptación. «Mi juego volverá», dice.

  • Dembélé, antes de un entrenamiento
    Dembélé, antes de un entrenamiento

Tiempo de lectura 2 min.

17 de abril de 2018. 00:53h

Comentada
Francisco Martínez 17/4/2018

«No me voy a ir del Barcelona. Firmé por cinco años», dice Dembélé en el programa de televisión francés «Telefoot». Nada ha sido fácil para él en este primer año como azulgrana. Reconoce que la adaptación ha sido difícil, por mucho que los compañeros le hayan ayudado. Es tímido fuera del campo y de momento está agarrotado dentro: entre contenido y acelerado, porque apenas muestra la velocidad que lo llevó al Barcelona y en el último partido se pasó de frenada para hacer un penalti absurdo, cuando el rival ya había centrado. El próximo 15 de mayo cumple 21 años. Es muy joven y el peso de todo el dinero que pagaron por él (105 millones más variables, que podrían hacer un total de 145) está ahí. Más de la mitad de lo que el club azulgrana ingresó por Neymar. Las lesiones no le dejaron arrancar y en el tramo final no ha encadenado dos partidos buenos seguidos. Su gran momento fue el gol al Chelsea en los octavos de la Liga de Campeones. Pero en los cuartos contra la Roma sólo compareció al final, en busca de un tanto a la desesperada que no llegó. En Liga sólo ha sido el decimoquinto jugador más utilizado por Valverde, con 576 minutos de 2.880 posibles. «No estoy en la cima de mi juego, pero poco a poco volverá», asegura el futbolista, que también admite que tiene que «hacer más trabajo de cardio» porque se cansa mucho.

«Es evidente que habrá novedades para refrescar al equipo», desvela Valverde ante el partido que el Barcelona juega hoy contra el Celta. Un duelo importante porque acercaría más a los azulgrana a ganar la Liga, pero que llega justo antes de la posibilidad de conquistar un título el sábado en la final de la Copa del Rey contra el Sevilla. Dembélé puede ser una de esas novedades. Coutinho, que ya jugó en Valencia, podría repetir en el equipo titular. Al brasileño, la otra contratación «cienmillonaria», se le va viendo cada vez más. De los detalles de sus primeras apariciones ha pasado a ser decisivo en el delicado duelo del pasado sábado, justo el que llegó después del duro golpe sufrido en Roma. Ya ha disputado más minutos en Liga que Dembélé (875), pese a que llegó en invierno para ayudar desde ya y para acelerar el proceso de adaptación y empezar con el trabajo hecho la próxima temporada, en la que seguramente ya no esté Iniesta. «Puede jugar de medio o de delantero. Como tiene esa chispa cerca del área para sacar el tiro parece más delantero, pero es un mediapunta que juega en el costado. Lo mismo pasa con Iniesta, que es interior, cuando se abre a la banda. Coutinho puede jugar hacia delante y hacia atrás y eso es importante para nosotros y para que el rival no lo detecte», lo alabó Valverde.

El brasileño no ha podido jugar en Europa con el Barça, pero podría lograr el triplete si gana la Liga y la Copa en la Ciudad Condal y el Liverpool se lleva la Champions.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs