Deportes

La desesperada carta a Biden de la jugadora estadounidense presa en Rusia: “No se olvide de mí”

Brittney Giner ha escrito al presidente de Estados Unidos para que la saque del país, ahora enemigo: “Por favor, haga todo lo que pueda para llevarnos a casa”, dice

Brittney Griner, apresada en Rusia
Brittney Griner, apresada en Rusia FOTO: Alexander Zemlianichenko AP

La estrella del baloncesto estadounidense Brittney Griner fue juzgada el viernes en Rusia, cuatro meses y medio después de su arresto por cargos de posesión de aceite de cannabis cuando volvía a jugar para un equipo ruso, en un caso que se ha desarrollado en medio de las tensas relaciones entre Moscú y Washington por la invasión de Ucrania y ahora se ha hecho pública una desesperada carta en la que pide ayuda a Biden, el presidente estadounidene.

La sesión inicial del juicio, que se aplazó hasta el 7 de julio, ofreció la mayor interacción pública entre Griner y los periodistas desde que la pívot de los Phoenix Mercury y dos veces medallista de oro olímpica de Estados Unidos fue detenida en febrero en el aeropuerto internacional de Sheremetyevo de Moscú. La policía asegura que llevaba botes de vapeo con aceite de cannabis cuando fue detenida en el aeropuerto. Podría enfrentarse a 10 años de prisión si es declarada culpable de transporte de drogas a gran escala. Estoy aterrada de que pueda estar aquí para siempre”, escribió la jugadora de baloncesto a Biden. ““Soy consciente de que está lidiando con muchas cosas pero por favor no se olvide de mí y de los otros detenidos (...). Por favor, haga todo lo que pueda para llevarnos a casa”, insistió desesperada.

En el juicio, cuando el juez le preguntó si quería declararse culpable, Griner respondió: “En este momento, no, señoría”. La fiscalía interrogó a dos testigos: un funcionario de aduanas del aeropuerto, que habló en audiencia pública, y un testigo no identificado en una sesión a puerta cerrada, según la agencia estatal de noticias RIA-Novosti. El juicio se aplazó después, según la agencia, cuando otros dos testigos no se presentaron.

Alexander Boykov, abogado de Griner, dijo fuera del tribunal que no quería comentar “los detalles del caso y los cargos” porque era demasiado pronto para hacerlo. Aseguró que la jugadora ha estado haciendo ejercicio y dando paseos en el área de detención. Griner en su carta, asegura que votó a Biden en las elecciones de 2020. “¡Echo de menos a mi esposa! ¡Echo de menos a mi familia! ¡Echo de menos a mis compañeras de equipo! Me mata saber que están sufriendo tanto ahora mismo. Me siento agradecida por todo lo que pueda hacer en este momento para llevarme a casa”, escribió.

“La Federación Rusa ha detenido injustamente a Brittney Griner”, aseguró Elizabeth Rood, jefa de misión adjunta de la Embajada de Estados Unidos en Moscú. “La práctica de la detención errónea es inaceptable dondequiera que ocurra y es una amenaza para la seguridad de todos los que viajan, trabajan y viven en el extranjero”.

Su caso llega en un momento extraordinariamente bajo en las relaciones entre Moscú y Washington. Griner fue detenida menos de una semana antes de que Rusia enviara tropas a Ucrania, lo que agravó las ya elevadas tensiones entre ambos países. Estados Unidos impuso entonces amplias sanciones a Moscú, y Rusia denunció a Estados Unidos por enviar armas a Ucrania.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, negó el que la política haya jugado un papel en la detención y el procesamiento de Griner. “Los hechos son que la famosa atleta fue detenida en posesión de medicamentos prohibidos que contenían sustancias narcóticas”, dijo Peskov a los periodistas. “A la vista de lo dicho, no puede tener una motivación política”, añadió.

Los partidarios de Griner habían mantenido un perfil bajo con la esperanza de una resolución discreta hasta mayo, cuando el Departamento de Estado la reclasificó como detenida injustamente y cambió la supervisión de su caso a su enviado presidencial especial para asuntos de rehenes, que es en realidad el principal negociador del gobierno estadounidense.

La esposa de Griner, Cherelle, ha instado al presidente Joe Biden a conseguir su liberación, calificándola de “peón político”.

Fue bueno verla en algunas de esas imágenes, pero es duro. Cada vez es un recordatorio de que su compañera de equipo, su amiga, está encarcelada injustamente en otro país”, dijo el lunes la entrenadora de las Phoenix Mercury, Vanessa Nygaard.

Los partidarios de Griner han alentado un intercambio de prisioneros como el que en abril trajo a casa al veterano de los Marines Trevor Reed a cambio de un piloto ruso condenado por conspiración de tráfico de drogas.

Los medios de comunicación rusos han especulado repetidamente con la posibilidad de intercambiarla por el comerciante de armas ruso Viktor Bout, apodado “el Mercader de la Muerte”, que cumple una condena de 25 años por conspiración para matar a ciudadanos estadounidenses y por proporcionar ayuda a una organización terrorista.

Rusia lleva años presionando para que Bout sea liberado. Pero la gran discrepancia entre el caso de Griner -que implica la supuesta posesión de cartuchos de vape que contienen aceite de cannabis- y el tráfico mundial de armas mortales de Bout podría hacer que ese intercambio no fuera del agrado de Estados Unidos.