Deportes

El Kremlin niega que la estrella de la NBA femenina sea “rehén” de la Justicia rusa

La pívot Brittney Griner lleva casi cuatro meses en prisión preventiva porque llevaba en su equipaje aceite de cannabis

Brittney Griner, después de una de sus declaraciones en Rusia
Brittney Griner, después de una de sus declaraciones en Rusia FOTO: Alexander Zemlianichenko AP

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, ha negado que Brittney Griner, baloncestista estadounidense encarcelada en Rusia, sea una rehén del sistema judicial ruso. “No lo podemos llamar rehén. ¿Por qué lo debemos llamar rehén? Violó la ley rusa. Ahora la están persiguiendo penalmente”, dijo Peskov. Peskov negó que con el encarcelamiento en prisión preventiva de Griner Rusia envíe un “horrible mensaje” al mundo. En opinión del portavoz presidencial, lo que es un horrible mensaje es “el intento de introducir en el país sustancias prohibidas”. “Está siendo procesada en virtud de la legislación rusa. No sólo en Rusia existen unas leyes tan severas en ese terreno. Hay muchos países a los que no se pueden traer drogas. Eso es perseguido por la ley. Y nosotros no podemos hacer nada”, añadió. Recientemente, la Justicia rusa prolongó otros 18 días la medida cautelar contra Griner, que lleva casi cuatro meses en una prisión preventiva moscovita.

La familia de la baloncestista se ha dirigido al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para que logre la liberación de Griner, mientras que tanto la WNBA como NBA también se han volcado en exigir su liberación.

En su momento, medios rusos informaron de que Rusia y Estados Unidos negociaban el canje de Griner por el comerciante de armas ruso Víktor But, conocido como el “mercader de la muerte” y que cumple condena en una prisión estadounidense.

Griner, jugadora del UGMK de Yekaterimburgo, fue detenida el 17 de febrero en el aeropuerto de Sheremétevo en Moscú, ya que los funcionarios de aduanas hallaron en sus maletas aceite de cannabis. Seguidamente, la baloncestista, que mantiene su inocencia, fue arrestada por contrabando de drogas, detención que Washington considera injustificada.

La estadounidense, que milita en el equipo ruso desde 2015, puede ser condenada hasta a 10 años de cárcel, ya que en Rusia está prohibido por ley la entrada en el país con cannabis. El UGMK, entrenado por el español Miguel Méndez, seleccionador español desde 2021, no ha hecho ningún comunicado público al respecto.

Como otras jugadoras estadounidenses, Griner aprovechó los meses en que no hay competición en la WNBA para jugar en Europa, donde tiene un salario de más de un millón de dólares, cuatro veces más que el máximo en Estados Unidos.

El antiguo embajador estadounidense ante la ONU, Bill Richardson, negocia el canje de la jugadora de 31 años, doble campeona mundial y olímpica con su país.

Recientemente, Rusia y Estados Unidos intercambiaron al estudiante estadounidense Trevor Reed, condenado a nueve años de cárcel por resistencia a la autoridad, por el piloto ruso Konstantín Yaroshenko, sentenciado en Estados Unidos a 20 años por contrabando de drogas.