75-72 Un justo castigo

El Real Madrid dará un paso de gigante hacia la Final Four después de imponerse al Anadolu Efes
El Real Madrid dará un paso de gigante hacia la Final Four después de imponerse al Anadolu Efes

El Madrid cae por un triple en el último segundo después de remontar 13 puntos en ocho minutos.

La Euroliga no puede quejarse. El tercer capítulo de cuartos que se resolvió por una diferencia mayor fue el del Madrid en Estambul. Más apreturas, imposible. Tres de las series han alcanzado el cuarto partido y la que se resolvió –la del Fenerbahçe en Tel Aviv– lo hizo en la prórroga. Una competición interminable ha dado paso a unas eliminatorias que justifican casi todo lo anterior. El Real Madrid parece que agotó su cupo de milagros ante el Efes en el segundo partido en el Palacio. Ayer afrontó un desafío similar y estuvo muy cerca de culminarlo. Un pésimo día en el tiro (3/17 triples al descanso y 9/31 al final) le abocó a una remontada de 13 puntos en los ocho minutos finales. Sergio Rodríguez fue el encargado de que todos sus compañeros volvieran a creer con un recital anotador extraordinario. El «Chacho» anotó once puntos consecutivos para devolver a su equipo al debate cuando más de uno ya pensaba en el cuarto enfrentamiento. Anotó 15 puntos en el último cuarto y Carroll puso la guinda a siete segundos del final. Un triple del escolta abrió la puerta a la prórroga (72-72), pero... Siete segundos son demasiados para muchos jugadores a estas alturas de la película. Janning fue el ejecutor. Su triple fue un justo castigo para un equipo que no jugó bien, pero que estuvo muy cerca de resolver el pase a la «Final Four».

El Madrid sólo fue fiel a sí mismo en el arranque. El juego colectivo y el correcto trabajo atrás del primer cuarto se convirtieron en un espejismo en los dos siguientes. Los exteriores se empecinaron en lanzar de tres y fallaron como si no importara. El Efes, apelando a Krstic por dentro y a una racha de acierto de Janning en el tercer cuarto, gobernó el partido con autoridad. El escolta es uno de esos jugadores de rachas. Ayer tocó la buena. Sus 13 puntos del tercer cuarto catapultaron a los turcos y cuando parecía que se había desconectado volvió a aparecer en el tramo final. Anotó otro triple, pero todavía le quedaba uno. Terminó con un sobresaliente 5/7 y el último lo clavó en el segundo final para decepción madridista.

q El Barça, en el abismo. Con una canasta en juego en todo el último cuarto y sin anotar en los primeros seis minutos y medio del último parcial, el Barça, aunque parezca imposible, tuvo la oportunidad de ganar el tercer partido. Dos errores en el lanzamiento exterior de Oleson propiciaron la segunda derrota azulgrana.