Euroliga

El Barcelona debe dar un golpe de autoridad

El FC Barcelona recibirá mañana en el Palau Blaugrana (21.00 horas) al Fenerbahce Ulker de Zeljko Obradovic, líder invicto del Grupo A de la Euroliga.

El FC Barcelona recibirá mañana en el Palau Blaugrana (21.00 horas) al Fenerbahce Ulker de Zeljko Obradovic, líder invicto del Grupo A, con el propósito de dar un golpe de autoridad con una victoria que le meta ya en el Top16.

Se trata, además, de borrar la pésima imagen del pasado sábado en la pista del Obradoiro, donde los azulgranas sufrieron una humillante derrota (77-70).

Recuperar la mejor versión del grupo, que se pudo ver en la pista del Partizan (64-82), 48 horas antes de la debacle en Santiago, es el objetivo de Xavi Pascual, realmente preocupado por la irregularidad de su equipo, especialmente en la Liga Endesa, en la que ya ha sufrido dos derrotas consecutivas.

El retorno de Erazem Lorbek sigue siendo la gran incógnita en la plantilla barcelonista, pues parecía que iba a jugar en Belgrado, pero al final no saltó a la pista, y mañana sería un buen momento para valorar su estado de forma después de disputar su último encuentro el pasado 19 de junio en la pista del Real Madrid en el quinto y último encuentro de la final por el título (79-71).

Operado de su rodilla derecha pocos días después, han pasado cinco meses y Lorbek aún no ha jugado un solo minuto. El resto de la plantilla, excepto el lesionado Brad Oleson, está a disposición de Pascual, que es consciente de la gran importancia que tiene el choque para el futuro azulgrana ante el Top16. Está claro que hombres como Joey Dorsey, Kostas Papanikolau o Ante Tomic no pueden volver a repetir una actuación como la del pasado sábado, especialmente porque Juan Carlos Navarro sigue sin estar al cien por cien y necesita relevos de confianza.

En cuanto al Fenerbahce, que ha sumado seis contundentes victorias en la Euroliga, parece que sigue el mismo camino que los azulgranas en la liga turca, donde ha sufrido dos derrotas en las tres últimas jornadas -en las pistas de Tofas (89-81) y Banvit (91-76)- y ha perdido el liderato.

Será la novena visita de Zeljko Obradovic al Palau Blaugrana donde ha sumado 3 victorias y ha encajado 5 derrotas, aunque en su última visita al frente del Panathinaikos, el 24 de marzo de 2011, ganó 71-75 -en los cuartos de final, eliminó a los barcelonista por 3-1-.

Un triunfo turco le aseguraría casi el primer puesto del grupo, aunque Obradovic no podrá contar con uno de sus hombres clave en el rebote, el pívot esloveno Gasper Vidmar, que hace dos semanas se lesionó en el ligamento cruzado anterior en un encuentro de la liga turca y es baja segura.

Aun así, la presencia del alero Bojan Bogdanovic, máximo anotador de la Euroliga (20,2 puntos por partido), junto a la calidad del veterano Bo McCalebb, otra de sus bazas ofensivas con Emir Preldzic, y la solvencia reboteadora del serbio Nemanja Bjelica, convierten al Fenerbahce en un rival de consideración.