Baloncesto

Las cuentas pendientes de Mirotic

El jugador mejor pagado de Europa busca su primer título de campeón de la Euroliga. Ha perdido tres finales, dos con el Madrid

Niko Mirotic, durante la sede ante el Bayern Múnich
Niko Mirotic, durante la sede ante el Bayern Múnich FOTO: AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Niko Mirotic (11-2-1991, Pogdorica) ha justificado en la primera fase de la Euroliga su condición de jugador mejor pagado de Europa. Ha sido incluido por cuarta vez en el quinteto ideal –junto a Larkin, James, Vezenkov y Tavares– y sus promedios han sido sobresalientes: 16,6 puntos (65,6 por ciento en tiros de dos; 45 en triples y 87,5 en tiros libres), 5,1 rebotes y 19,4 de valoración en 24 minutos de media. Por si fuera poco su mejor partido del curso llegó ante el Madrid: 31 puntos y 10 rebotes con 39 de valoración acumuló en el último Clásico en el Palau.

El Mirotic de esta temporada se ha convertido en un jugador que ha ampliado su rango de amenaza. Cuando regresó de Estados Unidos era poco más que un especialista en el tiro de tres y ahora hace mucho daño cerca del aro. Ha sido el líder de un equipo fiable en situaciones límite –cuatro prórrogas disputadas y otras tantas victorias–, pero que no gana la Euroliga desde hace doce años y que perdió la última final ante el Anadolu Efes.

«Hemos demostrado estas dos temporadas que no dependemos de un solo jugador, ni tan siquiera del mejor de Europa. Esperamos que Niko esté a su nivel, pero si no lo está, como es bastante humano, otros tienen que dar un paso más», precisa Jasikevicius. En la última Final Four, en Colonia, Mirotic dio la talla en la semifinal (21 puntos, 6 rebotes y 28 de valoración contra el Armani Milán de Ettore Messina), pero no en el partido decisivo. No logró su primera canasta en juego hasta el tramo final del tercer cuarto y acabó con 11 puntos, 9 rebotes, 3 pérdidas y un flojo porcentaje de tiro (4/12 en tiros de campo).

Era su primera Final Four con el Barça y la que arranca mañana será la quinta de su carrera. Las tres primeras fueron con el Real Madrid.

En 2011, con 20 años, Mirotic era un secundario en el Madrid de Messina. La traumática salida del entrenador italiano dejó a su ayudante, Emanuele Molin, al frente del equipo en la Final Four del Palau Sant Jordi. El Maccabi arrasó al Madrid (82-67) en la semifinal y el montenegrino se quedó sin anotar (13 minutos y 0/5 en tiros de campo).

Su papel cambió radicalmente en las dos siguientes presencias entre los cuatro mejores de Europa. En 2013, con Laso en el banquillo, ya era un jugador importante. En la semifinal ante el Barça, con Jasikevicius, su actual entrenador, en el equipo, jugó 24 minutos (6 puntos y 3 rebotes). Ganó el Madrid (67-74), pero en la semifinal se estrelló contra el Olympiacos. Un año después repitió presencia. Fue protagonista (19 puntos y 4 rebotes) en el varapalo del Madrid al Barça (62-100). En la final sumó 12 puntos y 7 rebotes que no impidieron la derrota ante el Maccabi. Cuando el Real Madrid levantó la Octava, Mirotic ya había emigrado a la NBA.

Final Four

Semifinales (jueves): Olympiacos-Anadolu Efes (18:00, Dazn) y Barcelona-Real Madrid (21:00, Dazn).

Tercer y cuarto puesto (21 de mayo): Perdedor 1-Perdedor 2 (16:00, Dazn).

Final (21 de mayo): Ganador 1-Ganador 2 (19:00, Dazn).