Un título para creer

Con Mirotic como jugador más valioso, tres jugadores en el quinteto ideal –Mirotic, Rudy y Sergio Rodríguez– y una fase regular casi perfecta, el Real Madrid quiere y necesita la Liga para cerrar bien una temporada en la que se ha movido entre la ilusión y la decepción. Hay pocas dudas de que el equipo de Laso ha sido el que mejor juego ha mostrado y el que más ha hecho disfrutar a los aficionados. Su apuesta por el baloncesto ofensivo ha llevado más público que otras temporadas al Palacio de los Deportes, pero los títulos, más allá de la Supercopa Endesa, no han llegado. La Copa del Rey fue el primer revés, con un nefasto final de partido ante el Barcelona, y en la «Final Four» la solidez de Olympiacos también castigó a los blancos. Ahora llega el último esprint del curso, unos «playoffs» emocionantes en los que el Madrid parte como favorito, aunque sólo con la ventaja de jugar más partidos que nadie ante su público. Todos comienzan de cero y las 34 jornadas previas no garantizan nada.

«El equipo llega bien, físicamente sin ningún problema, y sabemos que empieza una guerra totalmente diferente. Somos conscientes de que vamos a tener un rival peligroso que nos ganó en Liga en casa y que tiene muchos puntos fuertes». Así analizaba Pablo Laso lo que le espera ante el Obradoiro en cuartos de final. Él también ha sido elegido mejor técnico del año y su proyecto no está en cuestión dentro del club, pero el título de Liga sería la mejor confirmación de que también se puede ganar jugando bonito.

«El año pasado parece que perdimos una Liga y hubo un equipo que para mí la ganó, no hubo un equipo que la perdió. Ahora resulta que el rival a batir somos nosotros siempre. Estoy contento escuchando que somos favoritos, eso es que se ve que el trabajo está bien hecho», concluyó Laso.

Reunión clave

En la sede del CSD a las 11 de la mañana es la cita para que estos «playoffs» no se conviertan en históricos por una huelga de jugadores. Miguel Cardenal, presidente del Consejo Superior de Deportes, ha citado hoy a las partes implicadas, la ABP y la ACB, en busca de un punto de acuerdo entre las reinvidicaciones del Sindicato de jugadores y lo que la Patronal puede ofrecer. La amenaza de huelga tiene una fecha límite: las 00:00 horas del día 26, y, si no hay acuerdo, tampoco habrá segundos encuentros de cuartos de final. La ACB cree que las posturas están muy cerca, excepto en el fondo anual que la Liga paga al Sindicato. José Luis Llorente, presidente de los jugadores, no es tan optimista y ve más alejadas a ambas partes en la negociación.