Real Madrid

Barcelona-Tacón, un clásico entre comillas

El primer rival del Barça en la Liga Iberdrola es el CD Tacón, que pasará a ser el Real Madrid Femenino la próxima temporada

El Tacón, durante un partido de pretemporada
El Tacón, durante un partido de pretemporada

Con más expectación que nunca, el fútbol femenino español está de vuelta. La Primera Iberdrola, nombre con el que se ha rebautizado a la competición de la regularidad, ya está aquí y empieza pisando fuerte. El sábado a partir de las 18:00 horas, en el nuevo estadio Johan Cruyff, "donde los sueños se hacen más grandes", FC Barcelona y Tacón, equipo con el que Real Madrid ha llegado a un acuerdo de absorción para la temporada 2020/2021, protagonizarán el primer "clásico"de la historia del fútbol femenino español. “Seguro que habrá nervios, es el inicio de Liga. Ante un rival ascendido, pero que será el Real Madrid”, apuntó hace unos días la capitana del conjunto azulgrana, Marta Torrejón que, tras quince años en la élite, ve con muy buenos ojos la entrada del Club de Concha Espina en el fútbol femenino.

Ha tardado en llegar, pero por fin los aficionados podrán disfrutar de una de las mayores rivalidades en el mundo del fútbol también en La Primera Iberdrola. "Ojalá esto también llame la atención de la gente y haga que vengan al estadio. Debemos estar contentísimos de todas las acciones que sean positivas para el fútbol femenino. Si el Madrid hace un equipo competitivo, perfecto. Si eso llama la atención de la gente o hace que se sienta más atraída por este tipo de partidos, perfecto", señaló en sala de prensa el técnico del Barça, Lluís Cortes, cuando le preguntaron si a nivel mediático ayudará esta nueva rivalidad.

Trabajo, Atrevimiento, Conocimiento, Organización y Notoriedad son las siglas que integran la palabra Tacón. Y eso es precisamente lo que pedirá David Aznar a las suyas que debutan en la máxima categoría del fútbol femenino español. El equipo, que ya entrena en Valdebebas y sobre el que apuntarán gran parte de los focos esta temporada, vive a caballo entre lo que era el CD Tacón y lo que será el Real Madrid Femenino. Para ello queda la aprobación definitiva de la Asamblea General de Compromisarios del conjunto blanco que decidirá, el próximo 15 de septiembre, si el club presidido por Ana Rossell pasa a ser totalmente dependiente del conjunto blanco a partir del próximo curso.

Es un año de transición, pero el futuro Real Madrid ya piensa a lo grande y por se ha reforzado con ocho fichajes para dar la cara en una competición que se presenta como la más atractiva y competitiva de los últimos años. Jugadoras de renombre como las suecas Sofía Jakobsson y Kosovare Asllani, la francesa y ex rojiblanca Aurelie Kaci y la brasileña Thaisa Moreno se han subido al carro de la revolución y con ellas son ya 106 las extranjeras que apuestan por nuestro fútbol. Si el año pasado fue el del despegue definitivo del fútbol femenino en nuestro país, las mujeres llenaban campos de Primera como el Wanda Metropolitano o Anoeta y la selección española hacía historia en Francia, en este nuevo curso se tienen que superar con crecer todos esos pronósticos. "La llegada del Real Madrid va a ayudar mucho, sobre todo a nivel de inversión. Al final, el Madrid está capacitado para poder invertir un dinero que muchos equipos, por mucho que quieran, no pueden hacerlo. Eso hará que lleguen jugadoras de mucho nivel a la liga y que se incremente el nivel. Creo que es interesante para todos", analizó Lluís Cortes.

David contra Goliat es lo que se vivirá esta tarde en el césped del Johan Cruyff. Un equipo nuevo y en construcción frente a uno de los gigantes de la Primera Iberdrola. El Barcelona, que la pasada campaña fue subcampeón de la Champions, quiere volver a reinar en el torneo de la regularidad y para ello, tras cuatro años de sequía, se ha reforzado con la noruega Caroline Hansen y la pichichi de la pasada campaña Jenni Hermoso para tratar de destronar al campeón de las tres últimas ediciones: el Atlético de Madrid.

La primera piedra ya está puesta y, aunque para muchos el clásico todavía tiene un toque descafeinado, la rivalidad Barça-Real Madrid no ha hecho nada más que comenzar. Aunque hoy el escudo de las visitantes seguirá siendo el del Tacón.