Fútbol

Cara a cara: ¿Será Solari el nuevo Zidane?

Sí: Santi conoce el camino; por José Luis Sánchez

¡Soria, Feliz Navidad! Ni en esta entrañable época de alegría y prosperidad logras borrar tu gesto de amargura por un nuevo título del Real Madrid. Verás, Santiago Solari tiene clara la fórmula. De momento, encadena once victorias en trece partidos. Cifra espectacular. Recuerdo que Zidane estuvo a punto de remontarle trece puntos a tu Barcelona en su primera temporada al frente del equipo. Sentó las bases de esta época dorada. Rotaciones, la aparición de Antonio Pintus y la meritocracia por encima de los nombres. El entrenador argentino es inteligente y observador, está aplicando conceptos similares a los que usara el francés y los resultados le están respaldando. Ya tiene un título. No te gusta porque sabes que es el elegido para la remontada y empiezas a ponerte nervioso.

Sólo estoy esperando una frase mítica como aquella de «Zizou, entrenador». Basta eso, Cristóbal para que se desencadene un huracán llamado «Solari». Me gusta porque toma decisiones por los momentos de forma de los futbolistas. Si Zidane sentó a James por su bajo rendimiento y dio entrada a tu mítico «Casimiro», Santi está apostando por Lucas Vázquez en lugar de Isco. Por rendimiento individual y colectivo está acertando, pero no tengo dudas de que si el mediapunta malagueño recupera su mejor versión meterá en dudas al técnico. La afición quiere a entrenadores que tomen decisiones y Solari lo hace.

La peor noticia para antimadridistas como tú es que Santiago Hernán Solari conoce el camino. Ha cocinado en esa cocina, ha dormido en ese vestuario antes de liderarlo. Como jugador vivió épocas de gloria y de derrumbe. Las ha visto de todos los colores en el Santiago Bernabéu y precisamente conoce el Club del Siglo XXI, no versiones desactualizadas. Cristóbal, una nueva era te amenaza, empieza a buscar una cueva. ¡Suerte!

No: Su Madrid no tiene identidad; por Cristóbal Soria

Definitivamente, estos gurús del madridismo son todos unos cachondos y les va la marcha. Resulta que ahora quieren hacernos ver a los que realmente entendemos de fútbol que este equipo de Solari va tras los pasos del conjunto de Zizou. ¡Sois unos fenómenos! Lo escriben, lo sueltan y se quedan tan panchos, como si la cosa no fuera con ellos, como si los demás nos chupásemos el dedo o lo más redondo que hemos visto jamás fuese un azulejo.

Para responderte, José Luis Sánchez de «La Sexta», sólo es necesario ver cualquiera de los dos partidos que ha jugado el cuarto clasificado de la Liga española en está desprestigiada competición que tanto os gusta llamar «Mundialito». O si quieres hablamos del doble enfrentamiento contra el todopoderoso Melilla. O contra el Huesca o el Rayo. O mejor hablamos del más absoluto de los ridículos contra el CSKA en Champions. Da igual el número de victorias, José Luis. Es el nivel de juego de este equipo de Solari, donde salvo alinear a los jugadores titulares, la identidad y la personalidad del entrenador dos meses después siguen brillando por su ausencia.

Piensa que todos los jugadores, a excepción de Marcos Llorente, están varios escalones por debajo del nivel deportivo que todos hemos visto, y esto va en el debe del entrenador argentino. Por esta razón, que tú vengas ahora a poner en valor la suplencia del sobrevalorado y peleado con la báscula Isco Alarcón, en favor de Lucas Vázquez, para ensalzar la figura de Solari, es el claro ejemplo de que los argumentos se le agotan a la vikingada y que cualquier tiempo pasado fue mejor que el actual. Todo esto que me cuentas, querido Sánchez, no hace otra cosa que reafirmar mis pensamientos. La bandera blanca está próxima. Pero esta vez no será blanca con ningún escudo. Será la bandera blanca de la rendición.