El chiringuito de Pedrerol: Sí hay plantilla, Zidane

Sin muchos habituales, el Madrid goleó a un Sevilla que llegaba lanzado al Bernabéu
Sin muchos habituales, el Madrid goleó a un Sevilla que llegaba lanzado al Bernabéu

El sábado volvieron las rotaciones y el Madrid goleó al Sevilla en los mejores 45 minutos de la temporada. Y lo hizo sin titulares como Ramos, Isco, Casemiro, Varane y Carvajal. Es una gran noticia. Hay plantilla.

El sábado volvieron las rotaciones y el Madrid goleó al Sevilla en los mejores 45 minutos de la temporada. Y lo hizo sin titulares como Ramos, Isco, Casemiro, Varane y Carvajal. Es una gran noticia. Hay plantilla.

El gran Asensio

Asensio volvió a salirse. ¡Qué jugador! Tiene una zurda privilegiada y una verticalidad que asombra. Su arrancada dejando varios rivales atrás para darle una asistencia fantástica a Cristiano fue lo mejor de la tarde en el Bernabéu. Nos recordó al mejor Asensio, a ese crack que deslumbró la pasada temporada y que sólo habíamos visto en ésta con cuentagotas.

Lucas, en todas partes

También vimos la mejor versión de Lucas Vázquez. El gallego hizo mucho, y lo hizo todo bien. No marcó, porque Sergio Rico le hizo un auténtico paradón. Pero peleó cada balón, fue un peligro constante en ataque, se empleó a fondo en defensa, como siempre, y se asoció muy bien con Toni Kroos en su gol. Un golazo. Qué fácil lo hace todo el alemán. Remató con suavidad y clase. Volvió a formar una gran pareja con Modric en el medio, ese dúo que acapara presencias en todos los onces ideales de la UEFA cada temporada.

Modric, ovacionado

Hablando de Modric, vaya ovación se llevó. ¡Cómo le quiere el Bernabéu! Le pasa a los jugadores diferentes. A los que tienen imaginación. A los que juegan y hacen jugar. Y a los que siempre lo dan todo. Es lo que premia el estadio madridista. También vimos al gran Modric. Todos parecieron mejores.

Da gusto ver a Nacho

Volvamos a las rotaciones. A esa famosa segunda unitad. Porque Nacho estuvo, un partido más, imperial. Capaz de jugar de lateral, de central o de lo que haga falta, su entrega contagia a todos. Es un defensa descomunal y encima marca goles. ¡Y qué cabeza tan bien amueblada! ¡Qué gusto da escucharle en todas sus declaraciones!

Muy bien Vallejo y Achraf

Impecable todo el partido estuvo también Vallejo. Seguramente hizo su mejor partido con la camiseta del Madrid, y además en el Bernabéu. Le servirá para coger confianza, igual que Achraf. Es sólo un chaval, pero a pesar de su juventud tiene desparpajo. Es todo potencia, le da alegría al Madrid por la derecha y lo rubricó con su primer gol. Tiene un gran futuro. Le veremos en el Mundial con Marruecos.

Se echaban de menos

Hace unos meses, el Madrid conquistó el doblete gracias a las rotaciones, que ayudaron en Liga y a llegar frescos a Cardiff. Se habían echado de menos. Parecía este año que Zidane no confiaba en los suplentes. No sé si hay peor plantilla, como dijo Marcelino. Efectivamente, tiene menos experiencia, como bien apuntó Cristiano. Pero la experiencia se consigue con tiempo y partidos. Zidane debe estar tranquilo: puede repetir el plan.

«Chapeau» para Cristiano

Por último, «chapeau» para Cristiano por su trabajo. Recuperó balones, se le vio por todo el campo y marcó dos goles. Siempre vuelve. Ha sido el justo ganador de su quinto Balón de Oro y el Bernabéu se entregó a él. Hay que cuidarle. Es historia del Madrid. Y ojalá su idilio continúe durante muchos años. ¡Cristiano, quédate!