El laberinto del Cholo

El Atlético se ha convertido en un equipo irregular, de altibajos, con luces y sombras, sorprendentemente frágil ¡en defensa! y, lo que es peor de todo, ha entrado en dudas sobre aquello a veces tan recurrente como lo del estilo. Convengamos en que ahora cada partido es un cara o cruz incluso para los cronistas más avezados: o se elogia la tendencia del Cholo por ampliar el repertorio en ataque porque hay duelos en los que maneja muy bien las mayores variantes ofensivas de que dispone, o se recuerda que lleva ya cuatro partidos seguidos encajando goles, algo inusual. El técnico tendrá que buscar una respuesta táctica para salir del laberinto en el que está metido ahora mismo.

- Ni chicha ni limoná

Esas dudas «hamletianas» son lo más inquietante porque ahora es difícil descifrar si este nuevo proyecto del Cholo acabará asumiendo que es más ofensivo o, «a sensu contrario», si será capaz de recuperar sus señas de identidad y de intensidad atrás.

En San Sebastián, el Atlético no fue «ni chicha ni limoná» y fue superado ampliamente por una Real Sociedad que juega muy bien al fútbol. Tampoco caben excusas sobre los dos penaltis que decidieron el duelo porque ambos fueron claros, producto de dos torpezas individuales de Gabi y de Correa.

- El peor arranque

El asunto es que, en medio de estas dudas, el día 19 llega el derbi en el Calderón y la realidad es que el Atlético lo va a hacer a seis puntos del Madrid, con lo que ello supone de presión añadida. Y no deja de ser estadística tan significativa como preocupante que desde que llegó el Cholo estamos ante el peor arranque en puntos en la comparativa de las once primeras jornadas, 21, cuando desde la 2012-13 fueron sucesivamente 28, 30, 23 y 23. Simeone, elegido esta semana por tertulianos y espectadores de «El Chiringuito» como el mejor entrenador, tiene tarea para aclarar el misterio del estilo. El laberinto del Cholo...