Actualidad

Chris Froome da positivo en un control antidopaje en la última Vuelta a España

El ciclista británico reconoce el uso de la sustancia dentro de un tratamiento contra el asma

El ciclista británico Chris Froome dio positivo por niveles anormales de Salbutamol (Ventolín) el pasado 7 de septiembre en un control realizado en la ronda española. El conrtaanálisis ha confirmado el positivo.

Publicidad

El mismo día que Chris Froome conseguía la medalla de oro en el campeonato del mundo contrarreloj, la UCI le comunicaba un resultado positivo por salbutamol registrado después de la decimoctava etapa de la Vuelta. Un dato que permaneció oculto hasta que en la mañana de ayer lo publicaron los diarios «Le Monde» y «The Guardian». Después la UCI emitió un comunicado en el que informaba del positivo, confirmado por la muestra B del análisis, aunque advertía de que, según el artículo 7.9.1 de la reglamentación antidopaje, no supone la imposición inmediata de una sanción provisional.

El salbutamol, un broncodilatador presente en medicamentos como el ventolín, está considerado de uso terapéutico, pero una presencia excesiva, por encima de los 1.000 nanogramos por mililitro es considerada como resultado positivo por la UCI. Pero se trata de un positivo sin sanción, abierto a las alegaciones que puedan hacer el corredor y su equipo al tratarse de una sustancia de uso terapéutico. Por el momento, el ciclista británico sigue siendo el vigente ganador de la Vuelta y medalla de bronce en el campeonato del mundo contrarreloj. La organización de la Vuelta y su director, Javier Guillén, prefieren no hacer ninguna valoración. Por el momento no han recibido ninguna comunicación oficial de la UCI. «El organismo regulador ha abierto una investigación y la postura de la organización de la Vuelta es de extrema prudencia, esperando que la resolución de este asunto se produzca a la mayor brevedad posible», dice el comunicado de la Vuelta.

Las muestras de orina recogidas a Chris Froome después de la etapa de la Vuelta que terminó en Santo Toribio de Liébana registraban 2.000 nanogramos por mililitro, el doble de lo permitido por la UCI. «Chris ha tenido asma desde pequeño y utiliza el inhalador como medicación para aliviar los síntomas de la enfermedad, que aumentan con el ejercicio físico», dice el comunicado emitido en la mañana de ayer por el equipo Sky. Admite el equipo que durante los días previos, el médico del Sky aumentó la dosis de salbutamol que le administraba al ciclista británico, «pero siempre dentro de los límites permitidos». El reglamento antidopaje considera que, en dosis superiores a las permitidas, el salbutamol tiene también efectos anabolizantes. Pero el equipo Sky alega que la concentración excesiva de salbutamol en la orina de Froome, que estaba enfermo en esos días, no se debe a una dosis superior a la permitida. «Hay significativas e inexplicables variables en la manera en que el salbutamol es eliminado. Gran cantidad de factores pueden explicar una concentración excesiva, incluida la interacción del salbutamol con la comida, con otros medicamentos, la deshidratación o el tiempo transcurrido desde que se administró hasta que se toman las muestras», añade el comunicado.