Fútbol

Ciento por ciento Real Madrid

Zidane tiene que decidir si Kroos y, sobre todo, Modric están recuperados para jugar esta noche. «Nunca juega uno al 70%». Lucas Vázquez apunta a titular.

Zidane da la charla a todo el equipo ayer sobre el césped del Parque de los Príncipes en París
Zidane da la charla a todo el equipo ayer sobre el césped del Parque de los Príncipes en París

Zidane tiene que decidir si Kroos y, sobre todo, Modric están recuperados para jugar esta noche. «Nunca juega uno al 70%». Lucas Vázquez apunta a titular.

Se preguntaron ayer a Zidane si la de esta noche era su alineación más complicada. «Llevo dos años aquí y con este grupo eso siempre es complicado y difícil. Los jugadores siempre quieren jugar, una parte de mi trabajo es elegir y contra el PSG voy a hacer lo mismo. Pero no voy a decir nada», contestó el francés con una sonrisa, casi mordiéndose la lengua por si se le escapaba alguna pista que pudiera aprovechar el enemigo. El sábado por la noche, tras la suplencia de Kovacic contra el Getafe, todo el mundo suponía que ni Kroos ni Modric estaban listos. El domingo por la mañana, al ver las imágenes de ambos entrenando, que proporcionó el club, empezaron las dudas. Ayer, en los 15 minutos de entrenamiento que se dejó ver a la Prensa se hacían cábalas acerca de cómo estaban ambos al verles entrenar o al ver en qué grupo jugaban el rondo.

Sin ellos, el esqueleto principal del equipo tiene que variar. Da la impresión de que Kroos está mejor que Modric, pero Zizou no despejó ninguna duda porque no quiere que Emery tenga nada claro: «Los jugadores tienen que estar al cien por cien para jugar, nunca uno al 70. Pero considero que todos pueden jugar contra el PSG», continuaba ayer Zizou.

Se dan mil vueltas en torno al estado de los dos lesionados porque de que jueguen uno o ambos depende la participación de otros futbolistas. En cualquier otro encuentro de otras temporadas, la alineación y hasta los sustitutos estarían más o menos cantados. Hoy no.

Fue, además, el encuentro de ida el que rompió una supuesta jerarquía. La suplencia de Bale para dar paso a Isco dio el centro del campo al Madrid y abrió un montón de variantes. Los últimos cambios de ese choque, que dejaron a Lucas Vázquez a un lado y a Asensio en el otro dieron otro aire al Madrid y le condujeron hacia la victoria. Por eso, el Madrid de esta noche es una incógnita.

Lucas Vázquez, que había jugado todos los minutos de los últimos encuentros, no disputó ni un minuto el sábado, lo que podría no ser casual. El futbolista gallego, de repente, está por encima de Isco, que desde la titularidad en el encuentro del Santiago Bernabéu ha ido perdiendo fuerza y magia. También la buena forma de Gareth Bale da la impresión de que ha pasado por encima del andaluz y más cuando el galés ha demostrado que puede jugar de extremo por los dos lados del campo, sumando más como centrocampista que como delantero. Pero si Zidane mantiene el once de la ida, que tan bien le funcionó, Isco será titular. Con él ganó la batalla del centro del campo, pero la presencia hoy de Di María hace que el PSG pueble más esa zona. El papel de Zidane es ese, elegir. «No nos importa quién juegue en el Madrid, lo importante somos nosotros, que seamos capaces de hacer nuestro juego. Me espero al mejor Madrid posible», decía, sin embargo, Emery.