El “Facu” Campazzo se convierte en el MVP de la final

Lideró a los de Laso durante toda la eliminatoria, fue el mejor de los blancos en el primer y último partido de la serie y da el relevo a Rudy como el mejor jugador de la final

El base argentino del Real Madrid Facundo Campazzo (d) lanza a canasta perseguido por el canadiense Kevin Pangos, del FC Barcelona Lassa, durante el primer partido de la final de la Liga ACB
El base argentino del Real Madrid Facundo Campazzo (d) lanza a canasta perseguido por el canadiense Kevin Pangos, del FC Barcelona Lassa, durante el primer partido de la final de la Liga ACB

Lideró a los de Laso durante toda la eliminatoria, fue el mejor de los blancos en el primer y último partido de la serie y da el relevo a Rudy como el mejor jugador de la final

Agotado, cansado y exhausto. Así acabó el “Facu” Campazzo el cuarto partido que coronaba al Real Madrid como campeón de la ACB. El MVP de la final reinó en el Palau e impidió que la serie volviera a Madrid. 15 puntos, 6 asistencia y ¡9 rebotes! fueron los datos estadísticos del mago argentino que deleitó con su baloncesto a todos los amantes del deporte de la canasta y gobernó al equipo de Laso a hacía otro título liguero.

Campazzo toma el relevo de Rudy Fernández, último MVP de la final de la ACB. El argentino cogió el testigo del alero como líder del buque madridista. Ya en el primer partido presentó firmemente su candidatura como MVP. En el mejor partido del Real Madrid en esta final, el “Facu” fue el máximo anotador del encuentro (19 puntos) y el mejor valorado ese aquel primer “round” (24 de valoración). El Barcelona sabía a quien debía de neutralizar si quería salir de Madrid con una victoria. Así fue, Pesic centró el segundo partido en sacar al “Facu” del encuentro. Aquejado por las faltas personales, estuvo muchos minutos sentado en el banquillo y cuando salió, consiguieron sacarle las 5 faltas personales. Fue el peor partido de Campazzo en esta serie, un día en el que solo anotó 4 puntos. Fue otro compañero el que tuvo que ponerse la capa de superhéroe (Carroll) para cosechar una remontada crucial en la consecución de este título.

Y en los dos partidos en el Palau, Laso sabía que tenía que recuperar su mejor versión. No bajó de los 30 minutos jugados en los dos encuentros. En el tercer partido de la serie anotó 18 puntos, dio 2 asistencia e hizo 26 de valoración. El Real Madrid no cerró la victoria en aquel tercer partido pero sus prestaciones se mantuvieron acorde al rendimiento de un MVP. Y en el último encuentro, el argentino mejoró aun más sus número con 15 puntos, 9 rebotes y 6 asistencias para hacer 28 de valoración. El mejor en el primer y en el último punto de la serie.

“Nos vaciamos”, decía ante los micrófonos de Movistar después de recibir el premio MVP. Al “Facu” se le vio pidiendo tiempos muertos en los últimos instantes del partido porque estaba exhausto. En dos días suma un total de 64 minutos disputados. Y aún así comandó al Real Madrid. Total MVP.