El futuro de Ceballos, entre el Real Madrid o el Milán

Ceballos, con el trofeo
Ceballos, con el trofeo

Ceballos ha sido uno de los mejores de la selección española sub’21 durante el campeonato de Europa que ha ganado. En la final también destacó Vallejo, que fue un muro cuando más atacó Alemania, aunque, antes, en la primera mitad se jugó la expulsión directa con una patada tremenda. El árbitro le enseñó la amarilla y el VAR decidió que era suficiente. “Llevo mucho tiempo entrenando bien, con buenas sensaciones y estoy contento de haber jugado los últimos partidos en mi club que me han permitido estar aquí”, decía después del encuentro el defensa madridista.

Su club es el Real Madrid. Vallejo apenas ha tenido minutos, por las lesiones y porque entre Ramos, Varane y Nacho le han cerrado el sitio. Es verdad que Zidane le dio más oportunidades al final, pero su temporada no ha sido como esperaba. Para él, la llamada de De la Fuente fue una alegría tras un año muy duro. El defensa, ahora, vuelve a pensar en clave de equipo y no de Selección y tiene que decidir qué hace. Él y el Real Madrid. Varane dijo que quedaba; Ramos también, ha llegado Militao y Nacho no parece moverse. Parecía clara la salida de Vallejo, ahora no lo es tanto. Si llegase una oferta por Nacho, el canterano podría salir y Vallejo tener otra oportunidad.

Ceballos estaba fuera antes del campeonato de la sub’21. Zidane no confía en él y su temporada en el conjunto blanco fue tan decepcionante como la del resto de sus compañeros. Le ha faltado la personalidad que sí ha tenido en la sub’21. Pero sí que ha cambiado la primera idea del club: ahora Ceballos no va a ser traspasado, pese a que las ofertas han sido buenas y se piensa en él para una cesión, que juegue los minutos que necesite en un equipo competitivo y decidir después. Él también se ve bien y no quiere separarse del Real Madrid. Una cesión es la mejor decisión para todos. El Milán, sin embargo aprieta y podría poner hasta 50 millones de euros por un traspaso, lo que parece lejano. Uno de los problemas es que no juega competición europea por la sanción y eso puede echar atrás al jugador