El holandés Van Praag y el esloveno Ceferin se postulan como posibles rivales de Villar al cargo

El plazo de presentaciones se cierra este miércoles a las 12 de la noche

Las elecciones a la presidencia de la UEFA se celebran el 14 de septiembre en Atenas y tendrán, previsiblemente, estos tres nombres como principales candidatos.

Dentro de poco más de dos meses el Congreso Extraordinario de la UEFA, formado por 55 asociaciones, elegirá al sustituto del francés Michel Platini, que tendrá que finalizar el tercer mandato que el galo inició en marzo de 2015 y que fue interrumpido cuando la FIFA le inhabilitó por incumplir su Código Ético.

Platini fue reelegido por aclamación el 24 de marzo del año pasado en Viena para un tercer mandato que finalizará en 2019 y que tendrá que completar quien le sustituya mientras el francés cumple los cuatro años de sanción a los que el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) dejó reducido el castigo que la FIFA había rebajado previamente de ocho a seis años.

Desde la inhabilitación de Platini, de forma temporal en octubre de 2015, Villar ha ejercido las funciones de presidente de la UEFA, donde es el primer vicepresidente y preside además la Comisión de Árbitros.

También es presidente suplente de la Comisión sobre el Estatuto, la Transferencia y los Agentes de Jugadores y Partidos y es uno de los vicepresidentes de FIFA en representación de UEFA.

Una vez confirmado por el TAS un periodo de inhabilitación para Platini, la UEFA decidió el 19 de mayo convocar elecciones presidenciales y fijar la fecha de mañana como límite para la presentación de candidaturas. Tras ello los primeros en anunciar su intención de hacerlo fueron los presidentes de las federaciones de Holanda, Michel van Praag, y de Eslovenia, Aleksander Ceferin.

Van Praag, que cumplirá 69 años el próximo 28 de septiembre, preside la Federación Holandesa de Fútbol (KNVB) desde 2008, cargo para el que fue reelegido en 2013. Fue presidente del Ajax entre 1989 y 2003, periodo en el que el club ganó una Liga de Campeones y una Copa de la UEFA, presidencia que también ocupó su padre anteriormente, entre 1964 y 1978, etapa en la que el equipo sumó tres Copas de Europa. Desde 2015 es vicepresidente de la UEFA, actualmente es el quinto vicepresidente de ésta, a cuyo Comité Ejecutivo se incorporó en 2009. También preside el Comité de Estadios y Seguridad, es vicepresidente del Comité de Licencias de Clubes y representa al Ejecutivo en el Consejo Estratégico del Fútbol Profesional.

Respaldado entre otros por el fallecido Johan Cruyff, Van Praag presentó inicialmente su candidatura a las elecciones presidenciales que la FIFA celebró a finales de mayo de 2015, aunque días antes de la votación retiró la misma y respaldó al príncipe jordano Ali Bin Al Hussein, que fue el único rival de Joseph Blatter en aquellos comicios, en los que renunció al ver la ventaja que el suizo había obtenido en la primera votación. Futbolista aficionado y árbitro, Van Praag compagina su labor de dirigente deportivo con la de músico como integrante de un grupo en el que toca diversos instrumentos como la batería, el piano, el vibráfono y la tuba.

Aleksander Ceferin es el presidente de la Federación Eslovena desde 2011, en la que actualmente desarrolla su segundo mandato. Jurista de 48 años, especializado en asuntos deportivos, Ceferin irrumpió en escena con fuerza a principios de junio cuando el presidente de la Federación de Rusia, Vitali Mutkó, anunció que trece países apoyan su candidatura como relevo de Michel Platini. "Hemos decidido apoyar de manera conjunta la candidatura del presidente de la Federación de Fútbol de Eslovenia en las elecciones a presidente de la UEFA", dijo Mutkó el 8 de junio tras la reunión del grupo regional de la UEFA en Moscú.

El dirigente ruso destacó que "prácticamente todos los países presentes apoyaron la figura de Ceferin", ya que se trata de "un especialista joven y enérgico". Vicepresidente segundo del Comité Legal de la UEFA, Ceferin se incorporó a la dirección del campeón esloveno Olimpia de Liubliana en 2006, cinco años antes de acceder a la federación de su país, en la que su gestión ha sido elogiada por la propia UEFA, pese a que su selección no logró clasificarse para la Eurocopa de Francia.