El mejor aval para 2020

El éxito organizativo, deportivo y de seguimiento impulsa la candidatura madrileña para los Juegos

Juan de Dios Román, el Príncipe Felipe y los «hispanos» celebran el oro mundial logrado el domingo
Juan de Dios Román, el Príncipe Felipe y los «hispanos» celebran el oro mundial logrado el domingo

Todas las preocupaciones que había previas al Mundial de balonmano se han dado la vuelta para convertirse en alegrías. España (Selección) se jugaba el título y conquistó un segundo oro histórico. Y España (país), y Madrid, se jugaban su imagen en un año en el que se decidirá, el próximo 7 de septiembre, la sede de los Juegos Olímpicos de 2020. «El éxito ha sido impresionante», asegura Alejandro Blanco, presidente del COE y de la candidatura madrileña. «Tanto organizativo, como de público, como de seguimiento en los medios y deportivo», continúa Blanco, que considera el torneo como un espaldarazo para la capital.

«Lo que nos llega de países y de miembros de la Federación Internacional son felicitaciones por la infraestructura, logística, comunicación... No se ha dado ninguna circunstancia grave y se ha respetado al deportista, que es lo más importante, siguiendo un criterio de austeridad en todo lo demás», afirma Juan de Dios Román, presidente de la Federación Española, que durante los Juegos de Londres andaba preocupado porque no sabía ni el presupuesto del que dispondría, y que en diciembre sufrió el contratiempo de tener que buscar una nueva sede en la capital tras la desgracia del Madrid Arena. El final ha sido feliz, entre otras cosas porque España ha ganado, y ganar engancha, pero también por mucho más.

El público en los partidos en los que no jugaba la Selección era otra preocupación, además en días laborables, pero la realidad ha superado las expectativas, ayudada por un acuerdo al que llegó la Federación con instituciones, clubes y escuelas para que acudieran niños a los encuentros. También por la presencia de seguidores de selecciones como Dinamarca o Francia, que, por ejemplo, llenaron el pabellón de Granollers todos los días. La inercia del torneo se encargó de lo demás. Las audiencias también han respondido: 4 millones en Alemania, 3,8 en Dinamarca y uno de media en España, que en la final subió a 3,5, con un tope de más de 5 millones. La prueba se ha pasado con nota. La próxima llega en verano con el Mundial de Natación en Barcelona.

El apoyo de Barcelona

Xavier Trías, alcalde de Barcelona; Josep Miquel Abad, que fuera delegado del COOB'92, y el entonces secretario de Deportes de la Generalitat, José Luis Vilaseca, acudirán el jueves al auditorio del COE para, dentro del «Foro Camino 2020», explicar lo que significaron los Juegos Olímpicos para Barcelona y dar su apoyo a la Candidatura de Madrid 2020, que el 7 de septiembre se juega el ser o no ser en Buenos Aires.