Fútbol

El otro Henry

El Mónaco llega al Metropolitano con el exfutbolista francés como entrenador. Aprendió con Guardiola y admira a Simeone.

Thierry Henry disfruta de su primera oportunidad como entrenador en el Mónaco
Thierry Henry disfruta de su primera oportunidad como entrenador en el Mónaco

El Mónaco llega al Metropolitano con el exfutbolista francés como entrenador. Aprendió con Guardiola y admira a Simeone.

La vida de Thierry Henry como futbolista cambió cuando llegó al Barcelona. «Aprendí a jugar al fútbol con 30 años», reconoció un día en la televisión inglesa en la que ejercía de comentarista. «Después de lo que había conseguido en el Arsenal, en el Mónaco, en la Juventus o en la selección vi y entendí el juego de una manera diferente», añadía.

«He aprendido mucho de Guardiola», recordaba también en la conferencia de prensa previa al encuentro con el Atlético. Lo decía vestido con el chándal del Mónaco, el equipo en el que comenzó su carrera y al que entrena desde hace unas semanas. El comienzo ha sido complicado. El equipo es penúltimo en su Liga, con sólo dos victorias. Y desde que Henry se sienta en el banquillo no ha mejorado mucho los resultados del técnico anterior, el portugués Jardim. Su única victoria llegó el pasado fin de semana, ante el Caen. Y en Europa ya está eliminado. En los dos partidos que dirigió Henry sólo consiguió un empate en Brujas después de ser goleado en casa por el equipo belga.

Henry, como antes Jardim, tiene que pelear contra una epidemia de lesiones que le hace tener que contar con varios jugadores de la cantera. Pero eso es algo que no asusta el preparador del Mónaco. «Hay muchos chicos que podrían debutar. Tenemos muchos problemas con eso. Habrá jóvenes seguramente y no tenemos ningún miedo. No es lo ideal, pero no tenemos otra opción. Lo daremos todo con los jugadores que tenemos», reconoce el técnico francés.

Sólo hace tres años que Henry se retiró, pero ahora intenta trasladar sus conocimientos a sus futbolistas. El ejemplo de Guardiola le sirve para enfrentarse a su carrera como entrenador, pero no es la única referencia. «Dicen que el Atlético sólo juega a la contra, pero no es verdad. Este club tiene un entrenador extraordinario. Es un honor enfrentarme a él. Tengo mucho que aprender de alguien como él, no sólo en este partido. Estudio al Atlético y sabemos lo que vamos a tener que enfrentar. Todo el mundo va a aprender, sobre todo algun joven que jugará», dice. «Seguramente podrá transmitir toda su experiencia y personalidad. Por todo lo que le ha tocado vivir como futbolista tendrá un montón de situaciones que podrá trasladar a sus futbolistas», afirma Simeone.

Pero la del Mónaco no es su única experiencia en el banquillo. Fue asistente de Roberto Martínez en Bélgica hasta que llegó al Mónaco. Sólo quería aprender. Su sueldo de 8.000 euros al mes lo donaba a organizaciones benéficas.