Atlético de Madrid

¿El último del «Niño»?

Torres es el delantero menos utilizado por Simeone y, si sale en el mercado de invierno, el de mañana sería su adiós al derbi madrileño.

Fernando Torres, en el entrenamiento de ayer
Fernando Torres, en el entrenamiento de ayer

Torres es el delantero menos utilizado por Simeone y, si sale en el mercado de invierno, el de mañana sería su adiós al derbi madrileño.

¿Y si el primer derbi en el Wanda fuese el último de Fernando Torres? ¿Y si ni siquiera tuviera minutos el mito rojiblanco en el que podría ser su último enfrentamiento contra el Real Madrid? El «Niño» ocupa el lugar más elevado en la escala de cariño de la afición, pero no le sucede lo mismo a Simeone, que casi no cuenta con el «9» y le cuesta alabarlo públicamente más que a otros futbolistas. El año pasado le incomodaban las preguntas sobre su continuidad y en el próximo mercado de enero podría ser una de las salidas. Llegan Diego Costa y Vitolo, muy deseados para elevar la capacidad competitiva del equipo, pero esta buena noticia puede ser al mismo tiempo la causa del adiós del ídolo. Con la llegada de estos dos atacantes, una vez cumplida la sanción de la FIFA, no quedará otra que soltar lastre en la nómina de futbolistas ofensivos. Vietto, Correa, Gameiro, Torres, Gaitán... Hay muchos, no caben todos y, si se tienen en cuenta los números hasta ahora, Fernando no sale especialmente bien parado.

Nunca había jugado tan poco desde que regresó al Atlético y a este paso no va a llegar ni a las cifras de los seis meses con los que abrió esta nueva etapa tras dejar el Milan. Es el segundo futbolista menos utilizado por el Cholo en lo que va de Liga, sólo por delante de Augusto Fernández, que vuelve después de una lesión grave. Acumula sólo 189 minutos repartidos en seis partidos, en los que sólo fue titular en el de la primera jornada frente al Girona. Además, fue sustituido justo antes de que comenzara la remontada rojiblanca. En Champions el panorama no es mucho mejor, con tres encuentros, ninguno desde el principio, y una hora de fútbol entre todos. El único choque completo que ha disputado es el de Copa del Rey en Elche, con lo que queda bastante claro el lugar que ocupa entre las prioridades del cuerpo técnico.

No ha marcado todavía, algo impensable en otras temporadas. La afición le adora, pero él mismo puede haber llegado a la conclusión de que hasta las historias más bonitas tienen que terminar. Se ha apuntado en varias ocasiones que es él quien puede haber tomado la decisión de salir en el próximo mercado invernal, y aceptar ofertas de alguna liga de menos exigencia, tipo China o Estados Unidos. Ningún delantero está marcando goles en este Atlético más allá de Correa, que lleva cuatro en Liga; Griezmann suma dos y Gameiro, uno. Por eso los aficionados cuentan las horas que quedan para que se abra el periodo de fichajes y puedan inscribir a Diego Costa, que, visto lo visto, será titular desde el primer día. Todo lo contrario que Torres, cada vez más episódico a pesar de ser un mito viviente.

Por eso el partido de mañana está muy lejos de ser uno cualquiera más allá de suponer el punto de partida de la rivalidad madrileña en el nuevo Metropolitano. Podría convertirse también en el último enfrentamiento del «Niño» contra el Real Madrid, uno de los equipos, junto al Barcelona, contra los que más ha jugado a lo largo de su carrera. Veinte derbis cuenta Fernando desde el primero en el Santiago Bernabéu en la jornada 18ª de la Liga 2002-2003. Su primer tanto llegó casi cuatro años después, en el Vicente Calderón, en un empate a uno también en el torneo liguero. Los otros dos tantos, de los tres que suma ante el Madrid, los marcó después de volver de su aventura por Inglaterra e Italia. Fue un doblete en el Bernabéu en la vuelta de octavos de Copa del Rey en la edición de 2014-15. También disputó la final de la Champions en San Siro y las semifinales del curso pasado, aunque sin ver portería.

El otro tanto que le ha marcado al Madrid no fue de rojiblanco, sino en una goleada (4-0) en Anfield cuando era futbolista del Liverpool. Este enero puede dejar su casa de nuevo, aunque esta vez para siempre como futbolista. Por eso, cada minuto que juegue mañana podría ser histórico