Actualidad

Ter Stegen hace de todo

El guardameta alemán fue clave para que el Barcelona volviese a ganar lejos de casa Su parada providencial a Ángel y su asistencia a Suárez decidieron el choque ante el Getafe

A Marc André Ter Stegen sólo le queda ponerse a marcar goles. Sin Messi, sin Ansu Fati y sin Dembelé, que fue baja de última hora por unas molestias en el muslo izquierdo, el meta alemán fue el principal responsable de que el Barcelona volviese a ganar lejos del Camp Nou cinco meses después.

Publicidad

No estaba Leo en el césped, para desgracia de Bordalás que lo quería en el campo, y Luis Suárez tenía que buscarse, como viene haciendo a lo largo de estas primeras jornadas, un nuevo socio sobre el verde. Pudo haber sido Griezmann, que poco a poco parece entenderse más con el uruguayo. No es el francés ni mucho menos el futbolista que fue en el Atlético de Madrid, pero con Suárez cada vez va encontrándose más. Carles Pérez, que renovó esta semana con el Barça y que volvió a empezar de titular, le sirvió en bandeja el que pudo haber sido el segundo gol de Suárez. Pero el disparo del uruguayo se marchó desviado y el canterano tampoco fue su asistente. Y es que esta vez el gol del Barça se cocinó desde la portería.

Corrió Ángel por un balón que lo dejaba sólo ante Ter Stegen. El canario no da una bola por perdida, pero Marc, muy atento, salió con rapidez al corte. Con clase, el azulgrana controló el balón con el pecho, levantó la mirada y envió un pase magistral a Luis Suárez que, en carrera, batió por alto a David Soria. El madrileño salió a destiempo y el charrúa con mucha picardía se la coló por encima. Tercer gol del «9» en Liga y primera asistencia de Ter Stegen en su carrera.

El ex del Borussia Mönchengladbach ya no sólo salva a su equipo bajo los palos y, mientras, en su país, continúa el debate sobre si debe ser el guardameta titular de la selección alemana. Pero Marc, que no se ha pronunciado al respecto de las duras declaraciones del presidente del Bayern, una vez más, habló dónde mejor sabe hacerlo. El seleccionador de la «Mannschaft», Joachim Löw debe tomar nota.

No fue ante el Getafe el mejor partido del Barcelona. Sobresaltado al inicio, el equipo de Ernesto Valverde era incapaz de tener el control del juego ante un Getafe que presionaba mucho la salida del rival.El conjunto de Bordalás quería hacer daño a la contra y Ángel, que estrenó titularidad en Liga este curso, fue quien firmó las mejores ocasiones para los locales. El canario no tardó en avisar a la defensa azulgrana, pero no fue hasta el minuto 21 cuando tuvo la ocasión más clara. Cucurella filtró un pase a Jaime Mata y éste, dentro del área, conectó con Ángel, que se plantó ante Ter Stegen. Pero ahí el meta se hizo grande y salvó a su equipo del 1-0. Esas son las ocasiones que luego pueden lamentarse y más cuando un minuto más tarde, en el otra área, Luis Suárez a punto estuvo de batir a Soria. Un gran pase de De Jong, de los mejores otra vez del encuentro, encontró a Griezmann, que habilitó para el uruguayo en la frontal del área. Su disparo se marchó rozando el poste y el Coliseum respiró aliviado. Mientras, Ángel seguía lamentándose de su ocasión fallida.

Publicidad

Después de la maravilla de Ter Stegen llegó la segunda parte y ahí al Barcelona por fin le duró el balón en los pies. Y todo porque a los cinco minutos de volver de los vestuarios, Junior Firpo , que no estaba teniendo su tarde, anotó el segundo gol del partido. Un tiro de Carles Pérez no pudo blocarlo Soria, que pudo hacer algo más, y en el rechace apareció el ex del Betis para mandar el balón al fondo de la red. Los jugadores del Barça corrieron a abrazarse con él conscientes de que el lateral necesitaba ese gol.

Con el tanto, el Getafe se quedó aturdido y ya no volvió a ser ese equipo rocoso y mordedor de la primera parte. Ni Jorge Molina, que entró en sustitución de Mata, pudo evitar el primer tropiezo de los de Bordalás en el Coliseum, donde no perdían desde marzo.Con Arthur luciéndose y con Lenglet volviendo a los vestuarios expulsado, el Barça volvió a sonreír lejos de casa.

Publicidad