Gales no quiere despertar

El conjunto de Bale vence a Irlanda del Norte y, en su primera participación en una Eurocopa, ya está en los cuartos de final.

Gareth Bale y su hija Alba celebran con los fans de Gales el pase a cuarto de final.
Gareth Bale y su hija Alba celebran con los fans de Gales el pase a cuarto de final.

El conjunto de Bale vence a Irlanda del Norte y, en su primera participación en una Eurocopa, ya está en los cuartos de final.

«Sentimos al país detrás», explica Gareth Bale. Y con esa ilusión y ese entusiasmo, el de los aficionados y los jugadores, Gales sigue adelante en la Eurocopa. «Esto no para aquí», continúa el jugador del Madrid. Llegados a estas alturas, se sienten capaces de todo, de superar también a su próximo rival, que saldrá del duelo entre Bélgica y Hungría. Y el sueño continúa gracias al triunfo ante Irlanda del Norte en un partido áspero. Analizar la belleza futbolística de Gales no es demasiado justo. Disputa por primera vez la fase final de esta competición y lo que le falta de calidad al equipo lo pone en ganas. Claro que lo mismo puede decirse de su rival, Irlanda del Norte, también novato.

Hubo poco juego en el Parque de los Príncipes. Tenían la posesión los galeses y presionaban los norirlandeses. El resultado fue poco fútbol por el césped y mucho balón aéreo. Centros directos en busca de segundas jugadas, de remates de cabeza o de que los jugadores de calidad atraparan el balón. El que más tenía de los 22 es Bale, que juega con total libertad. Lo mismo se le ve por la derecha del ataque, por la izquierda, que incluso en defensa despejando o bajando al centro del campo en busca de balones cuando no entra mucho en juego. Apenas lo hizo ayer, pero una de sus intervenciones fue decisiva. Centró desde la izquierda y McAuley introdujo en su portería un balón que seguramente hubiera rematado Robson-Kanu, que estaba justo detrás.

Un duelo así sólo podía resolverse con un tanto en propia puerta. En realidad, no hubo remates entre los tres palos. Un cabezazo de Vokes, que se marchó fuera, había sido el acercamiento más peligroso.

- Ficha técnica:

1 - Gales: Hennessey; Chester, A. Williams, Davies; Gunter, Allen, Ledley (Williams, m.63), Ramsey, Taylor; Bale, Vokes (Robson-Kanu, m.55)

0 - Irlanda del Norte: McGovern; Hughes, McAuley (Magennis, m.84), Cathcart, J. Evans; Ward (Washington, m.70), Davis, C. Eans, Norwood (McGinn, m.79), Dallas; Lafferty

Gol: 1-0, m.75: McAuley (pp)

Arbitro: Martin Atkinson (ING), amonestó a los galeses Taylor y Ramsey y a los norirlandeses Dallas y Davis.

Incidencias: Partido de octavos de final de la Eurocopa disputado en el Parque de los Príncipes de París ante unos 48.000 espectadores.