Deportes

La durísima acusación de un mecánico contra Fernando Alonso por lo que llegó a hacer contra Hamilton

En un podcast de F1 ha recordado la convivencia de ambos en McLaren y ha revelado lo que sucedía dentro del equipo

Lewis Hamilton y Fernando Alonso
Lewis Hamilton y Fernando Alonso

El enfrentamiento entre Lewis Hamilton y Fernando Alonso el año que (mal) convivieron en McLaren es una historia que nunca acaba. Apenas se trataron y se vieron como enemigos, ambos pensando que el equipo apoyaba más al otro piloto y todo un país creyéndoles. Fue una locura, un año tan emocionante como poco ejemplar porque dijo muy poco del espíritu de equipo de la F1.

Pasaron muchas cosas y ahora en Italia han contado que pasaron más que todavía no se sabían: “Cuando llegué antes de una carrera, me di cuenta de que uno de sus directores y gente de su equipo estaban repartiendo pequeños sobres marrones llenos de dinero, eran para todos los que no trabajaban en el coche de Lewis”, ha asegurado ex mecánico Marc Priestley en el podcast PitStop. Dice que a él también le llegó un sobre: “Alonso pagaba por tener el apoyo de más gente en el equipo porque estaba tratando de luchar por el control del equipo”, cuenta ahora, muchos años después, cuando la memoria nos puede jugar malas pasadas: “Recuerdo haber abierto este sobre marrón y había unos 1.500 euros en él, todo era muy turbio. No tenía ninguna marca, así que me dije: “Muchas gracias, pero ¿qué es esto?”. Entonces su entrenador se marchó y yo me quedé con esta cosa, por dentro literalmente llena de dinero”. El mécanico dice textualmente que eran pequeños “sobornos”.

Fue tan extraño que empezó a correr la voz y los sobres circularon, pero “los únicos que no recibieron ese sobre fueron las personas del equipo de Lewis”. El ex mecánico asegura que todo era un plan del equipo del piloto español: “Empecé a entender lo que había pasado, Fernando estaba tratando de conseguir el apoyo de más y más gente, animándoles a apoyarle en esta batalla que se estaba librando en nuestro equipo’”. Visto con perspectica, no le parece mal: “Se puede decir que la táctica fue inteligente”, sigue contando en el podcast, pero cuando se hizo tan general, se acabó el secreto y todos se quedaron sin dinero: “Se corrió la voz y nos obligaron a donar toda la suma a la caridad”.

Para el ex mecánico esto sólo es un ejemplo más de cómo funcionó McLaren ese año y de las guerra fraticida que se vivió dentro del equipo, donde quien no era tu amigo, era tu enemigo y no te podías fiar. “Fue lo correcto, pero esto fue una pequeña muestra de las diferentes mentalidades entre los dos pilotos”, continuaba el mecánico. Alonso se vio en territorio hostil y buscó la manera de conseguir aliados para su causa. Necesitaba confiar en alguien dentro de un equipo que le había dado la espalda y que, según fue comprobando él, apoyaba a Hamilton porque veían el gran campeón que iba a ser después.

El problema fue que alentar la competitivad como hizo McLaren entre sus dos pilotos no salió como esperaban. Se quemaron entre ellos y probablemente equivocaron el foco, apuntando donde no debía. Así el equipo se quedó sin el título que logró Raikkonen con Ferrari