Esperando la llamada de Mercedes

Análisis. La opción de Alonso es complicada porque en la escudería quieren a un piloto joven que no haga «sombra» a Hamilton. Sainz, en las quinielas

Fernando Alonso tiene un año más de contrato con Honda, aunque eso no sería un problema para su marcha a Mercedes

El terremoto surgido en la Fórmula-1 por la retirada, inesperada, de Nico Rosberg ha provocado que las vacaciones de muchos hayan sido aplazadas e, incluso, los menos, suspendidas hasta nueva orden. El vigente campeón deja libre el asiento más deseado de la categoría y eso ha supuesto un aluvión de ofrecimientos a Mercedes. Según Toto Wolf, responsable del equipo, todos los pilotos menos dos le han llamado (ellos o sus representantes) para sondear la posibilidad de recalar en el equipo que ha dominado la escena en los últimos años. Los únicos que no se comunicaron con Wolf fueron Raikkonen y Kvyat... aunque sospecha que no tenían su número. Con la marcha de Rosberg se abre una opción que puede provocar cambios en muchos equipos.

–¿Puede ir Alonso a Mercedes?

–Todos apuntan al español, aunque en Mercedes no tienen claro que puedan o quieran pagar a un «top» para acompañar a Lewis Hamilton. En la escudería alemana, ubicada en Inglaterra, prefieren tener a un piloto que les asegure puntos y mantener al británico como primer piloto. Por eso, en este planteamiento no entraría el asturiano. Su contrato con McLaren no representaría un problema importante, ya que el ovetense debe tener una cláusula que le permita salir de la estructura de Woking en cualquier momento, sobre todo después de los malos resultados que ha obtenido el equipo en las últimas temporadas. Otra cosa sería para 2018.

–¿Y Sainz?

–El madrileño se acerca más a lo que quieren en Mercedes. Un piloto joven, con al menos dos temporadas en la Fórmula-1 y que tenga la suficiente solvencia como para sumar un buen número de puntos y hacer una buena labor para que Hamilton logre el título. En esta dinámica entrarían pilotos como Carlos Sainz, Sergio Pérez o Daniil Kvyat. El primero tiene contrato con Red Bull y hace unos meses no le permitieron marcharse a Renault. Si Mercedes pusiera una buena cantidad de dinero sería posible, pero esa opción no les convence mucho. Pérez también tiene contrato con Force India y tendría más fácil salir. Lo mismo ocurre con Daniil Kvyat, que tuvo un pie fuera de la Fórmula-1 hasta hace unas semanas, aunque también pertenece a la disciplina de Red Bull.

–¿Es Bottas la mejor opción?

–Su representante es Toto Wolf, sí, el mismo que manda en Mercedes, pero el nórdico tiene contrato con Williams y sus posibilidades parecen diluirse.

–¿Vettel tiene posibilidades?

–En Mercedes no esconden que quieren a un alemán, pero la opción de Vettel les resulta complicada, sobre todo porque el contrato con Ferrari es «leonino».

–¿Apostará Mercedes por su cantera?

–Tienen a dos grandes valores con escasa experiencia. El primero es Pascal Wehrlein (alemán), que en 2016 formó parte del equipo Manor. El otro es el francés Esteban Occon (19 años), un gran piloto que ha corrido varios Grandes Premios también con Manor, aunque sus resultados no fueron tan buenos como los de su compañero, que incluso llegó a puntuar. En Mercedes quieren apostar por ellos, pero su inexperiencia cuenta con algunos detractores dentro del equipo.

–¿Puede esperar Mercedes a tomar una decisión?

–No mucho, porque la llegada de un nuevo piloto supone mucho trabajo para varios departamentos dentro de una escudería de Fórmula-1, sobre todo en lo referente a lo técnico, al margen de marketing y comunicación.

–¿Cuándo llegará la decisión?

–Antes de que acabe el año Mercedes tendrá nuevo piloto y eso puede provocar una cascada de altas y bajas en otros equipos.