Fórmula 1

Los «errores de EGB» de McLaren

Fernando Alonso vuelve a criticar a su escudería después de un fallo con los neumáticos que le condenó a la decimocuarta plaza. Hamilton, «pole» en Austria. Sainz, decimoquinto

Así terminó el coche del ruso Kvyat. Él no sufrió daños
Así terminó el coche del ruso Kvyat. Él no sufrió daños

Fernando Alonso vuelve a criticar a su escudería después de un fallo con los neumáticos que le condenó a la decimocuarta plaza. Hamilton, «pole» en Austria. Sainz, decimoquinto

Las «rajadas» de Fernando Alonso contra sus equipos por cometer errores, ya sean de estrategia o de funcionamiento, han sido una constante en la trayectoria deportiva del bicampeón del mundo en la F-1. En su primera etapa en Renault lo hacía de forma sutil buscando estimular a ingenieros y mecánicos. En juego estaba el título y no había margen para los errores. En la primera etapa en McLaren, en 2007, cuando se desató la guerra con Hamilton, los comentarios y las maniobras contra la estructura inglesa y su máximo dirigente, Ron Dennis, fueron más allá de lo conocido. A su vuelta a Renault, con un monoplaza poco competitivo, las apreciaciones tenían su origen en la resignación y en Ferrari, las críticas fueron feroces, sobre todo después de perder el título en 2010. Ayer, en Austria, Alonso volvió al ataque contra su actual escudería, McLaren, que, efectivamente, no estuvo muy acertada en la elección de neumáticos en el comienzo de la Q2.

La amenaza de lluvia era real y en lugar de colocar en el coche de Alonso unos neumáticos nuevos pusieron un juego de usados, algo que no le sirvió para nada porque, además, la lluvia apareció más tarde y un accidente sin consecuencias de Kyvat interrumpió la sesión durante varios minutos. El asturiano quedó eliminado y el sarcasmo no tardó en aparecer: «Había previsión de lluvia, intentamos salir al principio de la Q2, pero en mi coche los neumáticos no eran nuevos, y cuando puse los nuevos ya había bandera amarilla. Un error de EGB. Habrá que recuperar en la carrera», señaló de forma sarcástica el asturiano. «Creo que el error más grande fue no montar esos neumáticos nuevos al principio, cuando quitaron las mantas teníamos el usado puesto», comentó.

Lo peor de todo es que su compañero Jenson Button fue muy listo, accedió a la Q3 y hoy arrancará desde la tercera plaza. Acabó quinto, pero las sanciones que arrastran Rosberg y Vettel por cambiar la caja de cambios le hacen escalar dos posiciones más. Lo malo será que en carrera no podrá hacer nada por defender este lugar. «Voy a disfrutar porque pasará tiempo hasta que vuelva a conseguir esto», comentó de forma realista. La última tanda, con la pista secándose por momentos, estuvo llena de emoción porque los tiempos bajaban por momentos y había que calcular muy bien el momento de apretar. Hamilton fue el más rápido y hoy lo tiene todo a favor para ganar. Carlos Sainz arrancará último, ya que rompió el motor del Toro Rosso y no pudo marcar tiempos.