Fórmula 1

Hamilton, como en los viejos tiempos

Rosberg, «pole» después de un incidente de su colega en el polémico circuito de Bakú

El alemán Nico Rosberg (Mercedes) durante la carrera de Baku
El alemán Nico Rosberg (Mercedes) durante la carrera de Baku

Rosberg, «pole» después de un incidente de su colega en el polémico circuito de Bakú

El circuito de Bakú, en Azerbayán, está generando no pocas controversias. A algunos pilotos no les gusta la mezcla de grandes rectas y zonas muy estrechas, que desde el viernes está ocasionando salidas de pista y toques con los muros. Lewis Hamilton fue el protagonista del incidente del día en el peor momento, cuando se disponía a marcar su vuelta rápida para seguir sumando «poles» tal y como venía haciendo desde Mónaco. En una de las curvas apuró tanto que golpeó la rueda derecha contra el muro, rompió la suspensión y se quedó sin dirección. Esto le dejó fuera de combate y Rosberg no desaprovechó la oportunidad para enderezar su floja trayectoria de las últimas carreras. Logró el primer puesto y lo tiene todo a favor para conseguir la victoria hoy. Su compañero y máximo rival partirá desde la décima plaza. No es la primera ni la última vez que lleva a cabo una gran remontada y el trazado de Bakú parece propicio para ello. Rosberg deberá lidiar con Ricciardo y el Red Bull, que con la puesta a punto realizada por Renault en la unidad de potencia parece haber tomado aire y mejorado su rendimiento. Además, se da la coincidencia de que tanto Rosberg como el propio Ricciardo han renovado por sus respectivos equipos, por lo que tendrán una cosa menos en que pensar. Esto cierra cualquier tipo de esperanza para que Alonso acabe en Mercedes o en Red Bull el próximo año. Ahora está por ver que cumpla su contrato con McLaren en 2017 o que dispute las 24 horas de Le Mans con Porsche, que está muy interesado en el asturiano.

Carlos Sainz arrancará desde la decimotercera plaza, un lugar inesperado y que el madrileño achacó a unos problemas con los frenos. Esto le hizo perder el pulso con su nuevo compañero, Kvyat, que fue séptimo. Parece que Sainz tiene ya pie y medio fuera de Toro Rosso para marcharse a Renault y esto no habría gustado mucho a sus responsables. Fernando Alonso partirá desde la decimocuarta posición en un escenario «horrible» para las escasas prestaciones del McLaren.