Fran Pérez encuentra premio, tras una escapada de 40 kilómetros

El corredor del Primaflor-Orbea Fran Pérez (3:56:48) ha ganado hoy la tercera etapa
El corredor del Primaflor-Orbea Fran Pérez (3:56:48) ha ganado hoy la tercera etapa

El ciclista venció al otro escapado, Guillem Muñoz, con un cambio de ritmo a falta de cien metros en la meta de la tercera etapa de la Titan Desert.

El ciclista murciano Fran Pérez, con una escapada de más de cuarenta kilómetros junto a Guillem Muñoz, al que venció con un cambio de ritmo a falta de cien metros, se impuso en la tercera etapa de la Titan Desert, en lo que supuso la segunda y última incursión en la montaña de la prueba.

Después de la segunda etapa, rápida, con un recorrido asequible y de transición tras una primera jornada durísima de montaña, el pelotón tomó la salida este miércoles en Toughach para afrontar 113 kilómetros, con un desnivel acumulado de 1.100 metros.

La principal complicación de la etapa estuvo en los primeros cuarenta kilómetros, en los que los ciclistas tuvieron que ascender un puerto, hasta los 1.310 metros, y después afrontar un descenso pedregoso tras el cuál el paisaje cambió: los oasis comenzaron a aflorar y los dromedarios, en mitad de la nada, campaban a sus anchas.

Fran Pérez, que suele entrenarse en tierras murcianas junto a Alejandro Valverde y Luis León Sánchez, se escapó junto a Guillem Muñoz, del TBelles W2W, en el kilómetro setenta.

Al grupo perseguidor, en el que se encontraba el líder, el portugués José Silva, y los principales favoritos, entre ellos Oscar Pereiro y el colombiano Diego Tamayo, le costó seguir la rueda de los dos ciclistas españoles.

Tanto Fran Pérez como Guillem Muñoz llegaron muy justos a línea de meta, pero la ambición del murciano, exciclista del Caisse d'Epargne y Movistar, le hizo lanzar un ataque a falta de cien metros ante el que no pudo responder el catalán, que se quedó clavado viendo como se le iba la etapa.

La dureza del recorrido, con una temperatura superior a treinta grados y una perfil orográfico de altura, dejó estampas como la del corredor Yago Sardina, del equipo Compex, que sufrió la rotura del manillar al poco del inicio y llegó a meta treinta y ocho minutos después que el primero.

A esa dureza propia de pedalear en el desierto, la organización de la Titan Desert añadió una más para esta etapa, denominada 'Maratón', al obligar a todos los participantes a cargar en su bicicleta con lo mínimo e imprescindible para pasar la noche en el campamento de Lamdouare.

De esta manera, a diferencia de otros días, en los que se transportaba en los coches de apoyo todas las maletas para ser recogidas en el campamento pertinente, éstas han ido directamente a Erg Znaigui, localidad dónde finalizará la cuarta etapa.

Uno de los ciclistas que está mostrando un alto nivel de competición es el exfutbolista Roberto Solozabal, que en cada etapa está teniendo mejores sensaciones y hoy, de Toughach a Lamdouare, finalizó trigésimo segundo, y es séptimo en su categoría.

En categoría femenina, Mayalen Noriega venció la etapa por delante de Anna Ramírez, ganadora los dos primeros días y que llegó trece segundos después para seguir conservando su liderato.

La alemana Ivone Kraft, que durante gran parte de la etapa fue la primera mujer en carrera, no pudo aguantar el empuje de las dos españolas y entró en meta como tercera clasificada.

La cuarta etapa, que se disputará el jueves de Lamdouare a Erg Znaigui, con un recorrido de 98 kilómetros, supondrá la primera gran incursión en el desierto antes de llegar a las dunas de Merzougha el viernes. (Efe)