Eurocopa

2-0. La España de Negredo

Golazo de tacón del delantero del Manchester City en un partido que la Selección resolvió con profesionalidad. Cazorla hizo el otro tanto

Negredo y Cazorla fueron los autores de los goles de la Selección frente a Ecuador, en el amistoso de Guayaquil
Negredo y Cazorla fueron los autores de los goles de la Selección frente a Ecuador, en el amistoso de Guayaquil

El último bolo veraniego de España –la FIFA ha suprimido los partidos de agosto– y primer compromiso de una travesía que acabará en Brasil dentro de once meses lo solventó la selección de Del Bosque con un partido aseado ante Ecuador. En Guayaquil, en el campo donde juega el Barcelona, ante un rival inferior, los internacionales españoles hicieron lo justo para vivir sin sobresaltos, para sacar con profesionalidad el compromiso y para deleitarnos con algunas acciones de buen gusto. Especialmente el gol de Negredo que abrió el marcador mediada la primera parte. Buena jugada de Cazorla, con doble remate, y taconazo perfecto –era la mejor forma de resolver la jugada ante el marcaje del central– del jugador del Manchester City para marcar las diferencias entre los dos equipos. Antes, Silva e Iniesta habían lanzado al palo de Banguera en un partido en el que Ecuador se defendía con muchos hombres y salía con lentitud al contragolpe. Su juego pausado contagiaba, a veces, a los de Del Bosque. Cuando Cazorla movía con rapidez, el juego tenía más sentido. La velocidad española desnudaba a los ecuatorianos, pese a que había minutos sin la intensidad deseada.

El examen sirvió para ver el debut de Tello, participativo el azulgrana en la segunda parte, y para comprobar si Llorente se puede enganchar, de nuevo, a la Selección. También hubo puesta de largo para Íñigo Martínez, sobrio el defensa donostiarra, y un gol de Cazorla, bien elaborado por Arbeloa y Tello, para aplacar a unos ecuatorianos que habían salido más mentalizados tras el descanso.

Altibajos en el juego de unos y otros, con detalles de Cazorla y Navas, alguna parada de Valdés –Casillas se había lucido en un disparo de Castillo en la última jugada del primer tiempo– y la confirmación de la superioridad española, que nunca perdió el control pese a los coletazos de Caicedo, Rojas y Valencia. La diferencia entre las dos selecciones es mucha y a España le bastó con mover con criterio, con Thiago como organizador y Javi Martínez, su compañero en el Bayern, como lugarteniente.

Hubo tiempo para que el rojiblanco Koke tuviera quince minutos en su debut y para que Navas le pusiera un balón de oro a Llorente. Un remate que pudo ser el tercero de España cuando el partido tocaba a su fin y Del Bosque comenzaba a sacar sus conclusiones de un partido en que faltaron alguno de los fijos, en el que Negredo se volvió a ganar otra oportunidad como nueve por su espectacular gol y que debe servir para afilar las armas cara al compromiso oficial del 6 de septiembre frente a Finlandia. Aprobado alto para España en la primera cita de la temporada. El Mundial es la meta, el recorrido es largo, pero los mimbres ahí están, incluyendo a los tres debutantes de ayer.

La derrota ante Suiza hace dudar a Brasil

Un gol en propia meta de Alves dio la victoria a Suiza (1-0) frente a una Brasil muy distinta de la final de la Confederaciones. Además. Irlanda del Norte derrotó a la Rusia de Capello (1-0), en partido oficial. En otro amistoso, Paraguay a punto estuvo de dar la sorpresa ante Alemania, que al final, empató (3-3).