2-0. Un Barça redondo

Neymar celebra el gol para el Barcelona
Neymar celebra el gol para el Barcelona

Intenso y brillante, vuelve a poder con el PSG para llegar a su octava semifinal en diez años.

Vuelve el Barcelona a su lugar habitual, las semifinales de la «Champions», que pisa por octava vez en los últimos diez años, con tres títulos conseguidos por el camino. Y lo hace en una de las actuaciones más corales del curso. El actual equipo de Luis Enrique tiene como virtud o defecto que no se sabe muy bien por dónde va a salir. Es capaz de jugar bien y mal en la misma semana o de jugar muchos partidos en uno, aunque ayer su obra fue más o menos lineal: sublime de principio a fin. Decía Luis Enrique que tendrían la intensidad que el partido merecía, y el 1-3 de la ida no supuso un freno. Esto son los cuartos de la Liga de Campeones, un buen día para salir a jugar como si no hubiera mañana por mucho que el resultado final estuviera medio resuelto. Bien colocado y solidario, el conjunto español presionó con voracidad y orden: todos a una para maniatar a un rival que no tardó en descubrir que la remontada que buscaba más que milagrosa, era imposible. No dejó maniobrar a los franceses el Barcelona y, por contra, logró salir de la presión a la que quiso ser sometido. Claro que con futbolistas como Iniesta es más sencillo. El «6» firmó la jugada de la noche con el fútbol aparentemente fácil que practica, pero que en realidad es muy difícil. Amagó con salir a un lado, de espaldas, y se fue por el otro para dejar atrás a Van der Wiel. Uno menos. Después llegó Cavani. Parada y arrancada de Andrés para romper a su oponente. Más tarde fue Verratti quien retó al pálido jugador, lanzándose al suelo en esta ocasión, pero con otro cambio de ritmo se marchó el héroe de Suráfrica, un diablo con cara de santo. Se detiene con la pelota y, cuando crees que es tuya, cambia de marcha para hacer inútil el esfuerzo. Así llegó hasta el borde del área y filtró un pase a Neymar para que resolviera de cine, después de superar al portero Sirigu y de dejar atrás a David Luiz, que difícilmente podrá olvidar esta eliminatoria.

Iniesta puso brillo a una actuación que ya estaba siendo sobresaliente. Nada de heroicidades de Messi o golazos de Suárez. Ellos fueron dos más en un equipo bien armado, preciso con el balón y trabajador sin él. Ibrahimovic y Cavani perseguían sombras, corrían más hacia atrás que hacia delante. Verrati, Cabaye y Matuidi eran superados en el medio. Busquets y Rakitic barrían cada balón aprovechando la presión conjunta. Hasta Alves recordó al de sus mejores momentos, desplegándose por la derecha para asociarse allí con Messi. El brasileño sumó una asistencia más a su currículo, esta vez con la izquierda, precisa a la cabeza de Neymar para que lograra el segundo gol de la noche. El doblete es un plus de moral para el «11», el integrante del tridente que peor anda en estas últimas semanas.

Pasado el descanso sí bajó algo la intensidad del partido. El PSG siguió presionando y al Barcelona le costó algo más sacar el balón, y tuvo alguna pérdida que casi le cuesta un gol, pero el remate de Verratti se marchó desviado cuando estaba en una posición inmejorable. Las dificultades de los azulgrana en esas acciones dan valor a lo que había sucedido antes: no es tan sencillo salir pase a pase cuando el oponente aprieta mucho y bien. Pero las acciones de los franceses fueron aisladas, mientras el juego del Barça, pese a que bajó el ritmo, siguió teniendo continuidad. Ya estaba con Xavi y Sergi Roberto en el campo, pensando un poco en el futuro. Todavía le dio tiempo a los locales a hilvanar un par de acciones de lujo, que no terminaron en gol por poco. No marcaron Messi ni Luis Suárez, pero nadie quedó triste ayer. El Barcelona ganó el partido, pasó la eliminatoria y mostró que es capaz de jugar más que bien.

Ficha técnica:

2 - FC Barcelona: Ter Stegen; Alves, Piqué, Mascherano, Jordi Alba; Busquets (Sergi Roberto, min.55), Rakitic, Iniesta (Xavi, min.46); Suárez (Pedro, min.75), Neymar y Messi.

0 - París SG: Sirigu; Van der Wiel, David Luiz, Marquinhos, Maxwell; Verrati, Cabaye (Lucas Moura, min.66), Matuidi (Rabiot, min.79); Pastore, Ibrahimovic, Cavani (Lavezzi, min. 79).

Goles: 1-0, min.14: Neymar. 2-0, min.34: Neymar.

Árbitro: Svein Oddvar Moen (NOR). Mostró cartulina amarilla a David Luiz (min.3)

Incidencias: 84.477 espectadores en el partido de vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones disputado en el Camp Nou. En el palco, entre otras personalidades, se encontraban la alcaldesa de París, Anne Hidalgo; el alcalde de Barcelona, Xavier Trias; los exjugadores Eric Abidal y David Beckham, así como el tenista Andy Murray. Entre los asistentes, unos 4.000 seguidores del PSG en las gradas.