Champions League

2-1. El Madrid se frena

El Valencia le remonta en un intenso partido y rompe la racha de triunfos

Casillas no pudo evitar el gol de Otamendi, el segundo del Valencia, que al final, le dio la victoria e impidió la 23 consecutiva del Madrid
Casillas no pudo evitar el gol de Otamendi, el segundo del Valencia, que al final, le dio la victoria e impidió la 23 consecutiva del Madrid

El Valencia le preparó al Real Madrid una guerra, y le derrotó veintitrés partidos después. Con un fútbol intenso, con muchas faltas, protestas al árbitro, con Mestalla entregado y sin dejar de creer nunca, hizo que el equipo de Ancelotti pisara todas las minas y que sólo al final, en busca desesperada del empate, pudiese acercarse con claridad al área de Alves. Fue entonces cuando Isco y Marcelo pudieron empatar, pero apareció el portero valencianista y a los jugadores del Madrid les faltó la precisión necesaria.

No la tuvieron durante todo el encuentro, agobiados por los cinco centrocampistas del rival y por el ritmo con el que jugó el Valencia los noventa minutos, sin desfallecer nunca, ni cuando se adelantó el Madrid, cuando lo fácil, lo que les suele ocurrir a los rivales en ese momento, es venirse abajo tras haber encontrado la mejor excusa para bajar los brazos. No le pasó al Valencia, confiado en lo que estaba haciendo.

El equipo de Ancelotti nunca rehuyó la batalla, sobre todo Ramos, que siempre da un paso al frente cuando los encuentros se ponen de esa forma, pero fue un equipo sin un propósito claro, nublado en la elaboración del juego, sin apenas presencia en el área contraria hasta los últimos minutos. Benzema y Bale acabaron cambiados y Cristiano apenas hizo acto de presencia. Fue un partido flojo el del ataque del Madrid porque no les llegaba el juego. James pasó de puntillas por el choque, Kroos intentó imponerse, pero la batalla era demasiado complicada e Isco sólo se liberó al final, cuando sintió que Khedira le cubría la espalda y podía marcharse arriba sin tener que preocuparse por lo que ocurría por atrás.

El Valencia hizo a la perfección lo que pretendió San Lorenzo en la final del Mundial, lo que le va a hacer el Atlético el miércoles. Mucho trabajo físico, no dejar jugar al Madrid en ningún momento y no permitir al árbitro pensar con claridad. Cada caída de un futbolista –y fueron muchas– era un drama: o bien porque si era del Madrid fingía o bien porque si era del Valencia se retorcía de dolor. Gil Manzano pasó una mala tarde, que intentó contener con amarillas. En la primera parte, los valencianistas recibieron seis: habían marcado su terreno, tenían al Madrid donde querían. En la segunda mitad, una.

Sin embargo, al descanso, quien se fue con ventaja fue el equipo blanco. Otra falta sacada por Kroos terminó en una clara mano de Negredo dentro del área. El penalti lo marcó Ronaldo con la fiabilidad que acostumbra. La ventaja del Madrid no cambió el guión del partido. Los de Ancelotti querían controlar la situación, intentar combinar, pero las adversidades era infinitas por la guerrilla rival. Bale intentaba llegar hasta la línea de fondo, mientras que Marcelo pretendía ayudar al centro del campo. El Madrid no creaba peligro excesivo, pero a cambio tampoco lo recibía. Pepe y Ramos se imponían.

Pero eso no podía durar todo el rato. André Gomes buscaba la zona intermedia entre los centrocampistas del Madrid y la defensa, pero perdía lo que después empezó a ganar. El mejor futbolista del Valencia avisó al final del primer tiempo, con un tiro que, tras tocar en Carvajal, se marchó al palo. Avisó, otra vez, nada más empezar la segunda mitad, cuando el Valencia se sintió volcán y ganó el partido. El tiro de Gomes rozó el palo y, más tarde, el de Barragán, tras tropezar en Pepe, fue gol.

El Valencia cogió la ola de optimismo y Otamendi ganó un salto increíble en un saque de esquina a Sergio Ramos para remontar el partido. Al Real Madrid la historia se le puso muy cuesta arriba. Saltaron Khedira, para evitar los contraataques, y Jesé para protagonizar una bella batalla con Orban, en la que casi siempre ganó el valencianista. El Real Madrid apretó todo lo que pudo, jugó por fin en campo del rival y pudo marcar. Pero, a la veintitrés, no lo pudo hacer.

Ficha técnica:

2 - Valencia: Diego Alves, Barragán (Feghouli, m.73), Mustafi, Otamendi, Orban, Piatti (Gayá, m.23), Enzo Pérez, André Gomes, Parejo, Paco Alcácer y Negredo (Rodrigo, m.78).

1 - Real Madrid: Iker Casillas, Carvajal, Pepe, Sergio Ramos, Marcelo, Kroos, Isco, James (Khedira, m.71), Bale (Jesé, m.71), Benzema (Chicharito Hernández, m.77) y Cristiano Ronaldo.

Goles: 0-1, m.13: Cristiano Ronaldo, de penalti. 1-1, m.52: Barragán. 2-1, m.65: Otamendi.

Árbitro: Gil Manzano (colegio extremeño). Amonestó por el Valencia a Gayà, Enzo Pérez, Mustafi, Alcácer, Parejo y Orban y por el Real Madrid a Sergio Ramos, Isco y Carvajal.

Incidencias: partido disputado en el campo de Mestalla, lleno con 50.000 espectadores. Antes del encuentro, los jugadores del Valencia hicieron pasillo a los del Real Madrid como campeones del Mundial de clubes.