Deportes

La temprana huida de James Rodríguez

El colombiano ha fichado por el Al Rayyan de Qatar con una cláusula liberatoria en caso de que tenga una oferta del PSG

James Rodríguez, con su nuevo entrenador, Laurent Blanc
James Rodríguez, con su nuevo entrenador, Laurent BlancInstagram AlRayyanñ

James Rodríguez acaba de cumplir 30 años, pero piensa que ya tiene edad suficiente para jugar en una Liga mucho menos exigente que cualquiera de las Ligas europeas y mucho más rentable económicamente.

El colombiano ha abandonado el Everton para jugar en el Al Rayyan de Qatar. Una maniobra que se puede considerar una huida o un paso atrás para coger impulso. En su contrato figura una cláusula para liberarse en caso de que le llegue una oferta del PSG. Quizá sea la manera del equipo francés de asegurarse el fichaje de un gran jugador por poco dinero.

Pero los últimos pasos de su carrera y la impresión que ha dejado en su trayectoria en Inglaterra sugieren que se puede tratar más de un exceso de optimismo del futbolista colombiano, que llegó al Real Madrid como estrella y máximo goleador del Mundial 2014. Pero pronto se apagó y sólo la confianza de Ancelotti le permitió mantenerse en la élite europea en los últimos años.

El actual técnico del Real Madrid coincidió con James en su primera etapa en el club y primero se lo llevó cedido al Bayern y después al Everton. Pero la llegada de Rafa Benítez al banquillo del segundo club de Liverpool ha precipitado su final en la Premier.

«Puede estar disponible aproximadamente para la mitad de los partidos de la Premier y eso no es algo que pudiéramos manejar con facilidad», explicaba el entrenador español una vez que el colombiano ya había firmado su traspaso al Al Rayyan. «Era la mejor opción para él», añadía Benítez. «James no está al nivel de los demás jugadores», había avisado ya Rafa.

Los números dan la razón al preparador español. James marcó seis goles y dio nueve asistencias la temporada pasada con el Everton, unos números más que aceptables para un centrocampista, pero sólo pudo jugar 26 partidos.

En las tres últimas temporadas no ha tenido demasiada presencia en el campo en ninguno de los equipos en los que ha estado. En el Bayern sólo disputó 28 partidos entre todas las competiciones en la temporada 2018/19. Y un año después sólo llegó a 14 encuentros con el Real Madrid, ocho de ellos en Liga.

Una carrera en cuesta abajo, como demuestra el dinero que han costado sus traspasos. El Real Madrid pagó 75 millones por su traspaso hace siete años, pero lo dejó marchar la temporada pasada al Everton sin que el club británico pagara traspaso. Y ahora el Al Rayyan acaba de pagar ocho millones por él, según ha publicado Transfermakt, el portal especializado en la valoración económica de futbolistas, a pesar de que tasa su cotización en 28 millones.

Rafa Benítez no es el único que piensa así de James. «James tiene que dejar la buena vida y dedicarse al fútbol, porque si no se dedica al fútbol, el fútbol le deja», le ha advertido Jorge Luis Pinto, ex seleccionador de Colombia.

Muchos han criticado su falta de actitud en los partidos y la primera decisión del entrenador del Al Rayyan, el francés Laurent Blanc, ha sido no convocarlo para el partido de esta semana «por falta de preparación» a pesar de que lleva varios días entrenando con el equipo. Así no parece fácil que James llegue el próximo año al PSG.