Deportes

La Premier aprueba la venta del Chelsea

Sólo falta el permiso del Gobierno británico para que el millonario estadounidense Todd Boehly sea el nuevo propietario

Todd Boehly, en el último partido del Chelsea esta temporada
Todd Boehly, en el último partido del Chelsea esta temporada FOTO: Tolga Akmen EFE

La Premier League ha concedido el permiso para la venta del Chelsea al consorcio liderado por el multimillonario estadounidense Todd Boehly y ya sólo falta el permiso del Gobierno británico para que el club londinense, actual campeón de Europa, deje de pertenecer a Roman Abramovich.

Los movimientos del Chelsea están limitados por las sanciones impuestas por el Gobierno británico a Abramovich, igual que a otros multimillonarios rusos, después de la invasión de Ucrania por las tropas de Putin. Hasta el 31 de mayo el club londinense disfruta de ese permiso para hacer las operaciones necesarias para su supervivencia, como recibir los ingresos por los derechos televisivos, abonar viajes y transportes o vender entradas. Ese permiso debe ser ampliado para que Boehly pueda convertirse en su nuevo propietario.

El precio en el que se ha fijado la venta del Chelsea es de 4.250 millones de libras, casi 5.000 millones de euros, que pagarán Boehly y su consorcio en el caso de que el Gobierno les conceda el permiso para comprar el club. Eso permitirá que la entidad recupere la normalidad y pueda vender entradas para todos sus partidos y, sobre todo, vender y comprar jugadores. También renovarlos, una situación que afecta a su capitán, el español César Azpilicueta.

Boehly es el propietario del equipo de béisbol Los Angeles Dodgers, pero no es el único millonario que participa en la compra del Chelsea. La compañía de inversión Clearlake Capital, el millonario estadounidense Mark Walter, copropietario de los Dodgers, y el magnate suizo Hansjörg Wyss son los otros participantes en la operación.

Una de las condiciones que puso el Gobierno de Boris Johnson para aprobar la venta es que Abramovich no obtuviera ningún beneficio. El oligarca ruso se comprometió a donar el dinero recibido por la venta a causas benéficas y renunció también a que el Chelsea le devolviera los 1.500 millones de euros que ha aportado al club desde que lo adquirió en 2003.

Abramovich lo adquirió por una cantidad cercana a los 200 millones de euros. Bajo su mandato, el Chelsea ha conseguido cinco de los seis títulos de Liga que ha ganado en su historia, dos Ligas de Campeones, dos Europa League, una Supercopa de Europa, cinco Copas y tres Copas de la Liga.

Esta temporada cayó en los cuartos de final de la Champions contra el Real Madrid y ha quedado tercero en la Premier, por lo que el año próximo volverá a participar en la Liga de Campeones.