Empate sin excusas

El Barcelona empata con el Betis. El árbitro no dio un gol a los azulgrana que Mendi sacó de dentro, pero Luis Enrique reconoció que los andaluces «merecieron más»

Luis Suárez celebra el gol del empate
Luis Suárez celebra el gol del empate

El Barcelona empata con el Betis. El árbitro no dio un gol a los azulgrana que Mendi sacó de dentro, pero Luis Enrique reconoció que los andaluces «merecieron más»

Marcó Luis Suárez cumplido ya el minuto 90 y el Barcelona salvó un punto que parecía muy lejano durante la mayor parte del encuentro. Los azulgrana se vieron sobrepasados en todo momento por el Betis, que salió a presionar muy arriba desde el comienzo del encuentro. Le costaba al Barcelona salir desde atrás y le resultaba imposible encontrar a sus tres jugadores de arriba. Especialmente a Messi, que intentaba dar un paso atrás para convertirse en organizador –como sucedió la semana anterior contra el Eibar–, pero con escaso éxito.

- Manda Ceballos

El centrocampista del Betis fue el amo del juego. Su importancia en el equipo crece por momentos y ayer, además, se sintió más liberado con la presencia de Rubén Pardo por detrás. El jugador cedido por la Real Sociedad ocupa el espacio por delante de la defensa, siempre bien colocado, y ofrece en todo momento una solución para sus compañeros. Con él, Ceballos puede mirar más hacia arriba. Durmisi, el lateral izquierdo bético, era incansable en sus subidas por la banda y, además, se ocupaba de los lanzamientos a balón parado, una pesadilla para los azulgrana.

- Dos postes

El dominio del Betis se hizo visible en dos disparos a los palos. Ceballos lanzó al larguero desde el borde del área y Rubén Castro, después de un buen recorte, intentó pillar a Ter Stegen al contrapié, pero su disparo se estrelló con el poste. Todavía no había llegado el gol de Álex Alegría, a la salida de un córner, después de un fallo de Ter Stegen en la salida. Estaba hundido el Barcelona en ese momento.

- Gol que sí, pero no

El tanto del Betis sirvió al Barcelona para despertarse. Llegaron sus mejores momentos y los azulgrana reclamaron, con razón, un gol de Piccini en su portería que el árbitro no concedió. Mendi sacó la pelota, que ya había sobrepasado la línea de gol de manera completa y evidente, pero el juego continuó como si nada. En la misma jugada había habido un penalti de Mandi a Neymar que el colegiado tampoco vio. Después, Mandi volvió a sacar otra pelota de la raya, pero en esta ocasión no había superado la línea. El Barcelona tuvo que esperar a que se cumpliera el tiempo reglamentado para igualar el encuentro en un remate de Luis Suárez.

- No culpa al árbitro

Después del partido, Luis Enrique no quiso encontrar en el árbitro la explicación para el empate de su equipo. «No hemos estado a nuestro nivel ni de lejos. Me voy con la sensación de haber ganado un punto. El Betis ha merecido más», decía el entrenador azulgrana. Luis Enrique pidió que se introduzca la tecnología para ayudar a los árbitros en situaciones como la vivida ayer en el Benito Villamarín. «Esa jugada es el reflejo de lo que podría cambiar el fútbol con la tecnología», añadía.