Fútbol

«Por mí, por ti, por todos», sentimiento rojiblanco en femenino

Mónica Crespo relata en este libro la pasión por el Atlético, masculino y femenino, aunque de niña el la inercia cultural le obligara a alejarse del balón

Portada de por mí, por ti, por todos
Portada de por mí, por ti, por todos FOTO: Libros del KO

La memoria del fútbol va mucho más allá de los goles y de los títulos. Es una conexión sentimental que conecta con espacios que nada tienen que ver con la pelota. Como el sabor a torreznos y a cerveza, que siempre se asociaron al fútbol de verdad, el de las categorías más modestas, y que ahora, por suerte, también es para las mujeres, que a veces parece que hay que explicarlo todo. Y de eso trata este «Por mí, por ti, por todos», de la serie de «Hooligans ilustrados» de Libros del KO, de explicar cosas que no debería ser necesario explicar.

Como el hecho de que el sentimiento y la pasión por un club histórico como el Atlético se mantiene , aunque baje a Segunda. «Es como seguir a tu equipo por el Teletexto: se puede, pero no es lo mismo que seguirlo en HD», escribe Mónica Crespo. El libro es también un relato de sentimientos, de niñas que cambian cromos en el rastro y a las que les gusta tanto el fútbol como a sus compañeros de colegio. Y es la historia del Atlético de Madrid femenino, de la «locura» de Lola Romero, y es la historia, también, de una «huérfana del fútbol», de una chica que empezó a ir sola al Calderón y encontró una familia. Y de los que cambiaron los paseos al estadio por excursiones hasta la ciudad deportiva para ver jugar a las mujeres. El fútbol no es para vivirlo en soledad. Y la familia, a veces uno se la encuentra aunque no lleve la misma sangre.

El fútbol es también para las chicas que no conocieron el dolor de recibir un balonazo con un Mikasa en una mañana fría de invierno pero se preocuparon por saber cómo era sentir aquello. Y para las que, a pesar de estudiar en un colegio de monjas descubrieron que la única fe para ellas era la de los colores rojiblancos.