FC Barcelona

Bartomeu comparece en medio de la tormenta institucional

Josep Maria Bartomeu destituyó ayer a Andoni Zubizarreta
Josep Maria Bartomeu destituyó ayer a Andoni Zubizarreta

El presidente del Barcelona explicará los motivos por los que ha destituido a Zubizarreta y anunciará quién será su sustituto de aquí a junio de 2016, aunque las elecciiones a final de temporada coparán las preguntas.

El presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, comparecerá mañana (16.00 horas) en rueda de prensa para explicar los motivos por los que ha destituido a su director de fútbol, Andoni Zubizarreta, y anunciar quién será su sustituto de aquí al final de mandato, previsto para junio de 2016.

La intención del presidente sigue siendo pilotar la nave azulgrana lo que resta de temporada y la siguiente antes de presentarse como candidato a las próximas elecciones, pero la crisis institucional, de consecuencias imprevisibles, probablemente no le permita alegar tanto su reinado.

De momento, Bartomeu tendrá que dar muchas explicaciones, no solo de los motivos que le han llevado a echar a Zubizarreta, sino de por qué el club no podrá fichar hasta enero de 2016 después de que el TAS ratificara la sanción de la FIFA por la contratación irregular de jugadores menores de edad.

Como se encargó de recordar el propio Zubi tras la derrota de Anoeta, Bartomeu era el vicepresidente deportivo cuando se cometieron dichas irregularidades, afirmación que ha acabado por costarle el cargo como director deportivo.

El presidente del FC Barcelona, no quiso comparecer ante los medios, después de que el TAS confirmara la sanción, y ventiló el asunto con un vídeocomunicado en el que calificabaa la misma de injusta.

Mañana afrontará una rueda de prensa complicada en la no solo tendrá que anunciar el sucesor de Zubizarreta -desde el Barça se asegura que el nuevo director técnico será una persona con experiencia y conocimiento de lo que es el club- sino responder el por qué Carles Puyol también ha abandonado la secretaría técnica y Leo Messi ha tenido ya más de un desencuentro con el nuevo técnico, Luis Enrique Martínez.

El astro argentino no se presentó ayer en el entrenamiento, alegando una gastroenteritis, y dejó plantados a casi 12.000 aficionados culés, en su mayoría niños, que se había acercado hasta el Miniestadi para ver entrenarse en directo al equipo, especialmente a él.

Descartada, en principio, una comparecencia para convocar elecciones al final de la presente temporada, Bartomeu intentará defender a ultranza su gestión y la labor de Luis Enrique al frente del equipo, y hará un llamamiento a la unidad del barcelonismo, alegando que aun aspiran a todos los títulos esta temporada.

Sin embargo, la realidad es otra muy distinta. El equipo no funciona, la FIFA ha cuestionado el modelo de La Masia y hace meses que la imagen del Barça se ve arrastrada en los juzgados.

Cuando acabe su comparecencia ante los medios, probablemente la más complicada que haya tenido que afrontar desde que relevó a Sandro Rosell en el cargo, a Josep Maria Bartomeu le espera una reunión de la junta (20.00 horas) igualmente complicada.

Toni Freixa, uno de los directivos disidentes a los que el presidente ha relevado de sus funciones -hace unos meses dejó de ser portavoz- ha pedido una junta extraordinaria para analizar los últimos acontecimientos, y no se descarta que pida al presidente la convocatoria de elecciones para la próxima primavera. (Efe)