Deportes

Champions

La versión mejorada de Thiago

Le costó adaptarse al ritmo del Liverpool y de la Premier, pero se ha hecho imprescindible para el juego de Jurgen Klopp

Klopp abraza a Thiago después del partido de la Premier contra el Manchester City
Klopp abraza a Thiago después del partido de la Premier contra el Manchester CityPETER POWELLAgencia EFE

Thiago llegó al Liverpool inmediatamente después de ser campeón de Europa con el Bayern. Había sido fundamental para que el equipo alemán conquistara el título y detrás tenía la fama de ser uno de los mejores centrocampistas del continente. Pero su adaptación no fue sencilla. Le costó acoplarse al ritmo vertiginoso de ida y vuelta del Liverpool y de la Premier. Tampoco le ayudó llegar lesionado en la rodilla y su primer año en Anfield acabó teniendo más luces que sombras.

No había sido fácil para él dejar el Bayern, pero sabía por qué equipo fichaba. «Xabi Alonso y Coutinho me ayudaron a tomar la decisión», reconocía en su presentación. «Vine por un crecimiento futbolístico, quieres nuevos retos, quieres tener el aprendizaje de una nueva liga en un nuevo club y seguir compitiendo al más alto nivel para poder alcanzar el mayor número de títulos posibles. Ese fue el motivo que me movió, sumado también al entrenador que estaba aquí en el Liverpool», decía en su presentación con los «reds».

«El fútbol ha cogido otro ritmo, un ritmo más acelerado, más físico. La figura del número 10 casi ha desaparecido. Vemos menos magia, menos fantasía. Los futbolistas hacen más pero más rápido. No hay necesidad de regatear porque corres», decía en una entrevista con «The Guardian» durante la Eurocopa. «El creador de juego que era más lento, incluso si tenía una técnica sublime, no tiene la oportunidad de girar. Los que no somos tan rápidos con las piernas tenemos que ser más rápidos con la cabeza», añadía.

Y su cabeza, por fin, se ha adaptado este año al juego que exige Klopp. «El Liverpool tiene ahora una versión actualizada y mejorada. Es un equipo que corre muy bien a los espacios, con una intensidad alta para recuperar la pelota y ahora cuenta con jugadores que tienen nivel combinativo, es algo que han acumulado con Thiago, con la presencia de Mané más por dentro y con la llegada de Luis Díaz, que les da regate y presencia por dentro a nivel combinativo», explica Emery.

Thiago ha perdido el sitio en la selección, pero se ha hecho imprescindible en el juego del Liverpool. «Tuvo que aprender cómo jugábamos nosotros y nosotros tuvimos que aprender cómo jugaba él sin tener que cambiarlo todo», reconoce Jurgen Klopp. «Veía al Thiago del Bayern y bien, pero quería que fuera diferente. Es un trabajo que necesita tiempo. Así que decidimos cambiar un poco su posición y ha funcionado muy bien», añade el preparador del Liverpool. Hace tiempo que se ha olvidado de jugar de pivote, como hizo en muchas ocasiones en el Bayern. Y ahora, en vez de atropellarle los partidos, los gobierna.