Oblak no es suficiente

El Atlético desperdició una hora de partido en la que se mantuvo vivo gracias a las paradas de su guardameta. El Espanyol no supo aprovechar los espacios que le regalaban los rojiblancos

El Atlético desperdició una hora de partido en la que se mantuvo vivo gracias a las paradas de su guardameta. El Espanyol no supo aprovechar los espacios que le regalaban los rojiblancos

Anda perdido el Atlético, buscando su identidad entre lo que fue y lo que quiere ser. Ayer quiso ser el de siempre, con Tiago al lado de Gabi, pero fue mejor cuando perdió la memoria, cuando Koke ocupó el medio, la pelota bajó al suelo y se abrieron las bandas. El partido para los rojiblancos se redujo a esa última media hora en la que Gaitán ocupaba una banda y Correa otra. Carrasco les había enseñado el camino antes de ser sustituido. El belga fue el primero en despertar a su equipo con sus regates y sus desbordes por los costados, pero sus centros no encontraban el acierto de los delanteros. Pero poco a poco el Atlético fue creciendo, haciéndose dueño de un encuentro al que había salido perezoso.

Y así, bajo la lluvia, el partido fue pasando de Oblak a Diego López. El portero del Espanyol se hizo visible en los últimos momentos, cuando apretaba el Atlético. Estiró una mano al suelo para despejar un disparo de Gabi desde fuera del área. Después, tapó con el cuerpo un disparo blando de Griezmann y resolvió siempre los problemas que le llegaban por arriba cuando el Atlético se decidió a colgar balones y Godín se convertía en delantero centro.

A Oblak se le había visto mucho antes. En los últimos minutos de la primera mitad y en los primeros de la segunda. Primero en un disparo de Gerard Moreno. Más tarde en un contraataque llevado por el delantero blanquiazul que terminó rematando Leo Baptistao. La pierna de Oblak salvaba a su equipo mientras Tiago llegaba tarde para tapar el disparo. El portero rojiblanco sostenía a su equipo cuando más incómodo se sentía. Estaba atento también para salir a cortar algún balón largo fuera del área. Oblak estaba en todo, pero no podía hacerlo todo. Mantenía vivo a su equipo, pero ahí se acababan sus obligaciones.

La réplica en la otra área suele corresponder a Griezmann, pero no está en su mejor momento el francés. Sigue trabajando igual que antes, se esfuerza, pero el gol no llega. Su mejor remate fue en una jugada que ya estaba anulada y que terminó en el larguero después del despeje de Diego López.

Gameiro era ayer su compañero en el ataque, pero apenas tuvo oportunidades de acercarse al gol. Cuando el partido se acababa, Simeone lo sustituyó para dar entrada a Saúl. Era un mediocentro por un rematador, pero el técnico rojiblanco prefería fuerza y llegada desde atrás. El delantero francés se siente más cómodo cuando puede correr, cuando está libre con espacios por delante para correr y elegir la manera de marcar.

Pero el que encontraba los espacios era el Espanyol. Baptistão, Piatti y Gerard Moreno eran felices con terreno por delante, siempre dispuestos a correr, pero se encontraban con el portero rojiblanco. Era más vulnerable el Atlético sin Tiago, pero también lo había sido cuando defendía con tres mediocentros.

Tenía una oportunidad el equipo de Simeone para acortar distancias con el Real Madrid y el Barcelona, pero se limitó a hacer lo mismo que habían hecho sus rivales. El Cholo y sus jugadores tienen una obsesión, ganar la Liga de Campeones que se les ha escapado en el último momento en dos de las últimas tres temporadas. En ello han puesto todas sus energías este curso en que lo han ganado todo. En la Liga van dejando un reguero de sangre y de puntos perdidos que los aleja de la disputa por el título.

«Es un punto de mucho nivel», decía Quique Sánchez Flores tras el encuentro. El entrenador del Espanyol regresaba a su antigua casa con el cariño de la grada, con una pancarta de bienvenida y el abrazo de jugadores como Tiago. Era la noche de Quique y también la de los porteros ayer en el Calderón. Oblak salvó al Atlético con dos intervenciones decisivas y en el otro lado, Diego López se hizo gigante para los rojiblancos que no encontraron la forma de superar al ex guardameta del Milan durante 90 minutos. «Ellos trataban de hacernos daño a la contra, lo hemos intentado todo y no lo hemos conseguido. Tenemos jugadores de todo tipo para cambiar los partidos y normalmente lo conseguimos, pero hoy (por ayer) no ha podido ser», analizaba Juanfran. «Hemos sido superiores y Jan (Oblak) ha estado muy acertado», aseguraba.

Así ha sido el partido en directo

0 - Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Giménez, Godín, Filipe; Gabi, Tiago (Gaitán, m. 67), Koke; Griezmann, Gameiro (Saúl, m. 82) y Carrasco (Correa, m. 70).

0 - Espanyol: Diego López; Víctor Sánchez, David López, Diego Reyes y Aarón; Baptistao (Salva Sevilla, m. 75), Javi Fuego, Diop, Piatti (Hernán Pérez, m. 54); Jurado; y Gerard (Caicedo, m. 76).

Árbitro: Jaime Latre (C. Aragonés). Amonestó a los locales Koke (m. 29) y Godín (m. 87) y a los visitantes Diop (m. 22) y Gerard (m. 74).

Incidencias: partido correspondiente a la decimocuarta jornada de LaLiga Santander, disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 50.000 espectadores. Antes del inicio del partido se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas del accidente aéreo del pasado martes en Colombia, en el que viajaba el equipo de fútbol brasileño Chapecoense y el exjugador del Atlético de Madrid Cléber Santana. EFE