Actualidad

El Madrid pasa de Piqué

Ni responderá ni iniciará acciones legales contra el jugador. «Este club es muy grande para hacer caso a estas cosas», aseguran

Ni responderá ni iniciará acciones legales contra el jugador. «Este club es muy grande para hacer caso a estas cosas», aseguran

Piqué mandó al olvido con un par de frases el buen juego y la gran victoria de la selección española en Saint Denis. El defensa se salió del guión de la noche para volver a iniciar una de esas habituales guerras mediáticas que tanto le encantan, siempre con el Real Madrid en el objetivo. «No me gusta ver en el palco (del Bernabéu) las personalidades que hay y cómo mueven los hilos. La persona que imputó a Messi y Neymar y tiene un trato diferente con Cristiano está en el palco. No me gusta lo que transmite como club», lanzó el barcelonista cuando muy pocos lo esperaban. Precisamente esos valores de los que duda Gerard son de los que tiró el club blanco en la mañana de ayer para confirmar que no va a dar ninguna respuesta a estas acusaciones. «El Madrid es lo suficientemente grande para no hacer caso a lo que diga Piqué», confirmaban desde las oficinas de Chamartín, apagando el rumor que hablaba de una denuncia contra el futbolista.

La contestación de Sergio Ramos en el propio Stade de France les parece suficiente. «Si viniese de Iniesta, sí que molestaría al club; viniendo de Piqué, no. Forma parte del personaje, no lo vamos a cambiar con 30 años. Hay que disfrutarlo como un gran futbolista que es y que se vista más de blanco porque le va a ir mejor», decía el capitán madridista. Ni una palabra más saldrá oficialmente desde el Bernabéu, porque Zidane, el sábado en la previa del choque ante el Alavés, seguramente optará por una sonrisa y el silencio.

No se quedó callada, por alusiones, la Abogacía del Estado, recordando a Piqué que Marta Silva, a la que el jugador acusa de haber imputado de manera injusta a Messi y Neymar y de visitar asiduamente el palco del Bernabéu, «no intervino ni directa ni indirectamente en esos procedimientos judiciales». Algo que confirmó también el jefe del Departamento de lo Penal de la Abogacía del Estado, Edmundo Bal Francés, en una carta publicada en «El Confidencial» y dirigida, como no, a Piqué. «Nunca nadie, ni Marta ni, por supuesto, Florentino Pérez, se dirigió a mí para aconsejarme, instruirme u ordenarme en ninguno de estos dos asuntos», asegura la nota, que añade que «la Abogacía del Estado nunca presentó escrito de acusación» contra Neymar. Dice también el señor Bal que Piqué «habla de oídas, pero carece de acomodo con la realidad». Tanto en el caso de Messi como en el del extremo brasileño, fue la Agencia Tributaria la que alertó de las irregularidades, muchas de ellas admitidas por los interesados al abonar voluntariamente parte de lo que dejaron de tributar.

Desde el Madrid se espera que aquí acabe este nuevo terremoto mediático desatado por Piqué, al que respaldó el vicepresidente primero del Barça, Jordi Cardoner, sin importarle que su jugador no tenga pruebas de lo que acusa: «No ha dicho ninguna mentira». Javier Tebas, presidente de LaLiga, sí recriminó a Gerard: «Se equivoca, genera crispación».

Telefónica llega hoy al Bernabéu

En el palco de honor del estadio blanco se oficializará hoy el acuerdo de patrocinio entre el Real Madrid y Telefónica, en principio, para las dos próximas temporadas a razón de 15 millones cada una. La «M» de Movistar no aparecerá en las camisetas, que seguirán llevando Fly Emirates, pero la operadora de telefonía sí que se va a convertir en socio tecnológico tanto del equipo de fútbol como del de baloncesto. La presentación se llevará a cabo (13:30) hoy con la presencia de Florentino Pérez y José María Álvarez-Pallete, presidentes de ambas entidades. Telefónica, con una presencia importante en MotoGP (equipo oficial Yamaha) y en el ciclismo (Movistar Team), llega ahora también al mundo del fútbol.