MENÚ
lunes 15 julio 2019
00:11
Actualizado

El VAR devuelve al Getafe a la Champions

Dos penaltis polémicos del Sevilla devuelven la cuarta plaza al conjunto de Bordalás

  • El jugador del Sevilla Sergi Gómez disputa un balón con el jugador del Getafe Jorge Molina
    El jugador del Sevilla Sergi Gómez disputa un balón con el jugador del Getafe Jorge Molina /

    Efe

Tiempo de lectura 4 min.

21 de abril de 2019. 16:43h

Comentada
Isabel Pacheco.  21/4/2019

Con la Semana Santa llegando a su fin y con muchos bocadillos en la grada, es lo que tiene jugar a los dos de la tarde, el Coliseum Alfonso Pérez acogió una verdadera final a falta de cinco jornadas para que la Liga baje el telón. Una Liga que el Getafe va a tardar en olvidar porque lo que está haciendo el conjunto de Bordalás es simplemente de película.

Con tan sólo un punto de diferencia en la tabla, Sevilla y Getafe se jugaban algo más que tres puntos en esta fría tarde de abril. Estaba en juego una plaza por entrar en Champions la temporada que viene y el sueño de miles de azulones y sevillistas que, en este Domingo de Resurrección, no quisieron perderse uno de los partidos más decisivos, atractivos y polémicos de la jornada. Quien iba a imaginarse este guión a principios de Agosto.

El partido arrancó con los dos equipos muy intensos y presionando muy bien la salida del balón del rival. Ambos conjuntos sabían lo que estaba en juego y no querían dejar escapar la oportunidad de escuchar el himno de la Liga de Campeones el curso que viene. Algo impensable a comienzos de temporada para el Getafe, pero hoy el sueño del EuroGeta está más cerca que nunca después del importantísimo triunfo de los azulones ante un Sevilla que, una vez más, volvió a perder en el Coliseum. De los 16 partidos oficiales que los de Nervión han disputado aquí, sólo han conseguido la victoria en tres de ellos. Se les atraganta a los andaluces el feudo madrileño.

El Sevilla lo intentó, Mudo Vázquez y Ben Yedder a punto estuvieron de poner por delante a los de Caparrós con dos disparos desde fuera del área, pero ahí estaba Soria, un viejo conocido de la afición sevillista, para salvar a los suyos.

Pero el Getafe no se rendía, como viene siendo habitual a lo largo de la temporada y encontró recompensa por mediación del VAR en dos jugadas calcadas. Una mano del Mudo Vázquez en el min 34 y otra de Escudero en el 45, que acabaría expulsado por doble amarilla, tuvieron el mismo desenlace. Mateu no las vió clara, el Coliseum se vino abajo y desde la sala del VAR le comunicaron que, en ambos casos, revisase la jugada. El valenciano después de acudir al monitor lo tuvo claro: mano y penalti para el Getafe. El primero lo transformó uno de los hombres del año, Jaime Mata que se acordó del lesionado Antunes en la celebración y el segundo, quien si no, el capitán Jorge Molina.

La segunda mitad arrancó con un Sevilla con diez e intentando meterse en el partido, pero poco le duró el ánimo a los andaluces. Un pase de la muerte de Jaime mata encontró a Jorge Molina que se adelantó a Kjaer para meter la pierna y poner el 3-0 en el marcador en el min 53. Las gradas se venían abajo con el segundo gol del “19”, que está viviendo una segunda juventud y con el cántico de “A por la Champions”, el estadio azulón empezó a ser una fiesta.

El Sevilla echaba de menos a Sarabia, que se quedó en Sevilla por precaución y los de Caparrós eran incapaces de crear peligro en la meta de Soria.

En el minuto 73 otra vez el VAR, que no ha parado de intervenir en el encuentro, entró en escena por una posible agresión de Djené sobre Jesús Navas. Mateu volvió a revisar el monitor y tras ver la acción, expulsó al togolés por roja directa. Pero ni siquiera eso pudo empañar la tarde a un Getafe que recupera la cuarta posición y se acerca más que nunca a su sueño de estar en la Champions la temporada que viene.

Últimas noticias